Información sobre vivienda y economía

PP, PSOE, ERC y Ciudadanos votan en contra de acabar con los desahucios y regular los alquileres en Cataluña

Los gobiernos de todas las comunidades autónomas están llevando a cabo reuniones para recomponer sus ciudades

Parlament de Catalunya
Parlament de Catalunya
Autor: Redacción

Los gobiernos de todas las comunidades autónomas están llevando a cabo reuniones para recomponer sus ciudades. En Cataluña, el pasado viernes se reunieron todos los partidos en el Pleno de Reconstrucción del Parlamento para debatir sobre las diferentes propuestas de los partidos de cara a poner fin a la crisis que ha dejado el covid-19. En Comú-Podem presentó un pack de quince propuestas en materia de vivienda elaboradas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y otras entidades englobadas en el grupo promotor de la Ley 24/2015, que recibió la negativa de PP, PSOE, ERC, Ciudadanos y JXCat.

“Desde el Grupo Promotor de la Ley 24/2015 de medidas urgentes contra los desahucios se elaboró un documento donde se hace un análisis de la situación y se proponen medidas de emergencia y estructurales para hacer frente a la crisis sanitaria que está poniendo a cuerpo descubierto las deficiencias que ya sufría nuestra sociedad”, explican desde la organización.

Bajo esta premisa, Susana Segovia Sánchez, diputada de Catalunya en Comú-Podem, presentó este plan de quince medidas que abanderaban, sobre todo, acabar con los desahucios, regular el precio de los alquileres en Cataluña y prohibir la desviación de las viviendas al turismo.

Las quince medidas frustradas de la PAH que no convencieron al Parlamento de Cataluña estaban divididas en dos bloques: de urgencia y estructurales. Entre las de urgencias se encuentran:

  • La aplicación inmediata de un plan de choque para poner la mesa de emergencia a cero y cuidar a las personas que malviven en pensiones y en la calle, garantizando un realojo digno y adecuado”.
  • Sancionar a los grandes propietarios que no están ofreciendo alquileres sociales obligatorios. Plan de inspecciones y recursos urgentes para abrir tanto expedientes sancionadores como incumplimientos de la norma que se detecten.
  • Actualizar el protocolo de comunicación de desahucios del TSJC y el Departamento de Justicia, pues es del 2013 y obvia la regulación establecida por la Ley 24/2015 a nivel catalán o por el RDL 7/2019 a nivel estatal.
  • Ocupaciones o acceso precario y sin título a la vivienda después de un desahucio o ante la falta de alternativas de realojamiento. Desarrollar un plan integral de apoyo psicológico para las personas que han sufrido un desahucio o están amenazadas de desahucio.
  • Activar ayudas de alquiler de forma permanente y con recursos suficientes para cubrir toda la demanda, y no en base a convocatorias. Facilitar peticiones telemáticas de documentación.

A estas medidas, la PAH suma otras estructurales que inciden, directamente, en la propiedad privada con peticiones como “ejercer de manera efectiva la cesión obligatoria de viviendas vacías vigente desde febrero de 2019”; “Ampliación sustancial del parque asequible de Cataluña ampliando la medida del 30% de VPO obligatorio para nuevas promociones de Barcelona a otras ciudades de la comunidad autónoma o fomentar las cooperativas de vivienda”; “Modificar licencias de pisos turísticos para que pasen al mercado de alquiler permanente y no temporal” “aplicar una política fiscal, impositiva y sancionadora para garantizar el derecho a la vivienda”.