Información sobre vivienda y economía

Registradores: las hipotecas para viviendas caen de forma más moderada (-11%) en junio

Último mes del decreto de estado de alarma

Autor: Redacción

Junio marcó el fin del estado de alarma decretado por el Gobierno y de las medidas de confinamiento y desescalada para luchar conta el coronavirus. El covid-19 mantiene alterado la normalidad social y económica, como en la concesión de hipotecas para viviendas. Pese a ceder un 11% interanual en junio, supone la menor caída registrada en los meses de cuarentena obligada desde marzo por los Registradores

A cierre del sexto mes del año se registraron poco más de 25.000 préstamos hipotecarios, un 11,2% interanual menos, frente a las casi 29.000 firmadas en junio del año pasado. Es una caída más moderada que la experimentada por las compraventas de vivienda (-33,4% interanual) cuando se firmaron poco más de 26.000 transacciones en junio pasado. 

Para el Colegio de Registradores de la Propiedad “las hipotecas constituidas mediante su inscripción registral han seguido mostrando mayor resistencia a la abrupta crisis motivada por la pandemia que las transacciones de viviendas. En junio, se observa que la curva se invierte y la tasa de variación experimenta todavía una caída, aunque mucho más moderada que en meses anteriores”. 

De hecho, en lo que va de año pasaron de crecer con claridad en enero y febrero, en torno al 20% anual en el segundo mes de año, a empezar a caer en marzo (-12,2%), abril (-16,4%), mayo (-24,8%), siempre en porcentajes muy inferiores en todos los casos a las caídas experimentadas por las compraventas de vivienda. 

Volviendo al mes de junio, por CCAA, destaca el fuerte aumento experimentado por el País Vasco, que sube un 67,7% en hipotecas sobre vivienda con relación a junio del año pasado. Le siguen Asturias (18,5%), Cantabria (14,4%), Extremadura (8,9%), y Madrid (6,3%), únicas autonomías con datos positivos junto a Melilla. 

Los mayores descensos se produjeron en Valencia (-35,8%) Navarra (-29,1%), seguida de Aragón (-27,6%) y Andalucía (-23,2%), junto a la caída de Ceuta.