Información sobre vivienda y economía

Bruno Gutiérrez (PEP): “Si miras la vida útil de un edificio, construir Passivhaus es más barato que la edificación convencional”

El presidente de Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) analiza la situación actual de la construcción en España

Autor: Redacción

La Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) es la asociación sin ánimo de lucro que desde 2008 promueve en España la construcción de edificios altamente eficientes. A pocos días de la celebración de su XII Conferencia Anual (21, 22, 28 y 29 de octubre), íntegramente online, idealista/news entrevista a su presidente ,Bruno Gutiérrez Cuevas, para hablar de los beneficios de la construcción de edificios de consumo de energía casi nulo, y de los exigente criterios del estándar Passivhaus tanto para la obra nueva como en la rehabilitación. “En una década se podría llegar a ahorrar 1.440 millones de euros y se estarían dejando de emitir 500 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año, con una buena estrategia para la renovación del parque de viviendas”.

¿Cuáles son los principales retos para la edificación pasiva?

Los principales retos para la edificación Passivhaus son fundamentalmente dos, en estos momentos. Por un lado, el desconocimiento que aún existe de este estándar y por otro la falta de determinación o voluntad para aplicarlo de aquellos que sí lo conocen. Es cierto que se habla mucho del estándar, pero todavía no hay tanta gente que conozca en qué consiste, cómo funciona y cómo se logra que un edificio sea realmente Passivhaus.

En este sentido nos enfrentamos a tres situaciones: aquellos que deciden construir Passivhaus, pero realmente no logran que sea así; otros que consideran que es lo mismo un edificio Passivhaus que aquel con una calificación A o los que responden al Código Técnico, cuando en realidad es muy distinto, ya que la construcción Passivhaus tiene mayores prestaciones; y aquellos que todavía consideran que Passivhaus es solo válido para climas fríos cuando en realidad se aplica a todas las climatologías.

Estas razones ponen de manifiesto la relevancia de nuestra labor divulgativa y de concienciación sobre el estándar Passivhaus y, por ello, no dejamos de esforzarnos en conseguir nuestros objetivos.

Cada vez se están construyendo más viviendas pasivas en altura (bloques de viviendas), junto a la tradicional edificación de casas unifamiliares Passivhaus. ¿Qué beneficios puede tener una vivienda de construcción pasiva sobre una vivienda de construcción tradicional?

Los principales beneficios de una construcción Passivhaus son que garantiza la calidad de ambiente interior con lo que se protege la salud de las personas que la habitan, temperatura agradable y constante de entre 21º y 25º, humedad en rango adecuado, concentración baja de CO2, aislamiento acústico exterior, concentración de otros elementos en rangos adecuadas (radón, alérgenos, polución etc. Y, además de todo esto y muy importante para los usuarios, el ahorro económico derivado del ahorro energético que, sin duda, supone un ahorro de emisiones para el planeta.

El estándar Passivhaus es el estándar más extendido y contrastado a nivel mundial, basado en cinco principios básicos: aislamiento térmico; la eliminación de los puentes térmicos, puertas y ventanas exteriores de altas prestaciones térmicas; la hermeticidad al aire de la envolvente; y la ventilación con un sistema mecánico con recuperación de calor que permite renovar el aire interior de manera constante y controlada sin perder la temperatura en el interior del edificio.

Edificio passivhaus en Muros de Nalón (Asturias) / PEP
Edificio passivhaus en Muros de Nalón (Asturias) / PEP
¿Cuáles son las principales dudas que resuelven los arquitectos Passivhaus o un diseñador Passivhaus a las personas que quieren construirse una vivienda pasiva?

Recibimos preguntas de todo tipo, pero las más comunes son sobre aspectos técnicos como cuáles son los materiales y sistemas ya que todavía hay mucha gente que desconoce que Passivhaus se puede aplicar a todo tipo de materiales y sistemas mientras se cumplan las prestaciones.

También nos encontramos con dudas sobre las instalaciones porque tradicionalmente en nuestro país no estamos acostumbrados a cuidar la parte pasiva del edificio. Por poner un ejemplo, si nos preguntan si es necesario contar con instalaciones de generación de energía renovable para cumplir el estándar la respuesta sería que no, sin embargo, en la práctica si lo es debido a la normativa nacional y en todo caso es lo más aconsejable independientemente de su obligatoriedad. En definitiva, todavía, y como decía anteriormente, hay desconocimiento y por eso trabajamos en la divulgación de esta forma de construir.

Otras de las preguntas que nos suelen hacer es la relativa al coste y ante eso somo muy claros. El análisis de costes debemos enfocarlo no solo en la inversión inicial necesaria para construir un edificio, sino también el resto de la vida útil del mismo, donde tienen un peso muy importante los costes de operación y mantenimiento del mismo.

Construir edificios Passivhaus es más barato que construir edificios convencionales puesto que la sobreinversión inicial necesaria, que tenemos estimada entre el 3% y el 10% en función del tipo de proyecto, se recupera en los primeros años de uso del edificio debido a los grandes ahorros energéticos que obtenemos, contando a partir de ese con un ahorro constante y resultando en un edificio mucho más económico al final de su vida útil.

Inicialmente, se invierte más presupuesto en la parte pasiva del edificio (aislamientos, carpinterías etc..), pero esto provoca que la inversión sobre equipos e instalaciones de climatización (así como sus costes de mantenimiento) sean mucho menores debido a que se puede llegar a prescindir, por ejemplo, de un sistema de calefacción convencional.

Para ponerlo en magnitud, nos referimos a que el gasto de climatización de estos edificios, referido al consumo energético y antes de impuestos, se sitúa en torno a 1 euro por m2 al año, es decir que para una vivienda de 100 m2 ronda los 100 euros al año.

Por último, mencionaría otras consultas que estamos recibiendo cada vez más y que son relativas a la calidad de aire interior que garantiza este estándar, tanto en cuanto a concentración de CO2 como de emisiones y concentraciones de otras sustancias y compuestos, formaldehidos, radón, compuestos volátiles orgánicos (voc´s).

¿Cuáles son los mejores ejemplos de viviendas pasivas en España para que la gente conozca lo que es una vivienda o construcción bajos los criterios Passivhaus?

Tenemos muchos ejemplos, pero me gustaría destacar los siguientes proyectos:

42 viviendas en Multiva (Navarra): el primer proyecto público de viviendas VPO en España donde el promotor ha sido Nasuvinsa.

La rehabilitación de viviendas en Teruel y Alcañiz: un total de 16 viviendas -10 de las cuales están ubicadas en Teruel y las otras 6 en Alcañiz-, que albergarán a 40 personas aproximadamente, se han sometido a un proceso de rehabilitación integral.

Edificio de 20 viviendas VPO en Muros de Nalón (Asturias)

Carabanchel 34. Edificio de 25 viviendas en Madrid. Primer plurifamiliar VPO de promoción pública en la Comunidad de Madrid (EMVS).

Edificio Infinity. Promovido y construido por Grupo Lobe en Getafe, es el primer edificio de vivienda protegida y de promoción privada de la Comunidad de Madrid. El edificio está compuesto por 150 viviendas.

Viviendas Passivhaus en Mutilva (Navarra) / PEP
Viviendas Passivhaus en Mutilva (Navarra) / PEP

Pronto se celebrará la XII Conferencia Española Passivhaus, ¿qué temas de actualidad se van a llevar en las ponencias?

La 12ª Conferencia Española Passivhaus se celebra los próximos 21, 22, 28 y 29 de octubre. Cuatro días en los que los asistentes podrán disfrutar de distintas ponencias de gran interés tanto para los más expertos, como para los que están iniciándose en el estándar Passivhaus.

Conscientes de la relevancia que ha adquirido el tema sobre la calidad de ambiente interior, hemos dedicado un bloque entero, el jueves 29, que versará sobre las condiciones de ambiente interior en los colegios de nuestro país. Para hacerlo más didáctico ofreceremos el ejemplo de un colegio rehabilitado con estándar Passivhaus en España, ejemplos de otros colegios construidos en Alemania e Inglaterra y presentaremos nuestro informe de monitorización de colegios en España. Asimismo, habrá un espacio para analizar cómo afecta el CO2 al descanso de las personas, otro a cómo aumentar las prestaciones del aire interior con diferentes filtros para el sistema de ventilación y, el día 28, se expondrá una monitorización de radón en viviendas Passivhaus.

¿Cómo afronta la asociación y, en concreto, la edificación de viviendas passivhaus la actual crisis económica que afecta de lleno a la construcción?

Desde PEP apostamos firmemente por la rehabilitación energética para afrontar la actual crisis económica que afecta, entre otros sectores, a la construcción. En España, cuatro de cada cinco edificios son ineficientes, lo que significa que no cuentan con los niveles adecuados de aislamiento térmico, o que incluso carecen de él. Tienen filtraciones de aire incontroladas que repercuten en el consumo energético y no emplean sistemas de generación eficientes.

Ahora más que nunca, es importante que se refuerce la nueva Estrategia de Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España 2020 que tiene como objetivo rehabilitar entre 120.000 y 300.000 viviendas al año que podría suponer incrementar el ahorro en gasto energético entre 25 y 32 millones de euros cada año y evitar mandar a la atmósfera casi 50 toneladas de CO2. Por ejemplo, en una década se podrían llegar a ahorrar 1.440 millones de euros y se estarían dejando de emitir 500 toneladas de CO2 cada año.

La crisis está afectando a la edificación de viviendas Passivhaus de igual forma que al resto del sector de la construcción. Al final no dejan de ser obras de construcción como lo son otras obras no pasivas y si se paralizan los trámites administrativos o hay que cerrar una obra por motivos de salud, afecta a todos por igual.

Atención especial merecen en este sentido los autónomos y pymes que apuestan por la máxima especialización, puesto que, según un estudio realizado por PEP entre sus socios, el 93% ha visto afectadas sus obras en marcha durante estos meses de estado de alarma y de estos, el 84% son tanto profesionales liberales como pequeños y medianos estudios que cuentan con menos de diez proyectos en marcha.

Rehabilitación Enerphit en Alcañiz (Teruel) / PEP
Rehabilitación Enerphit en Alcañiz (Teruel) / PEP
Con motivo del confinamiento por el covid-19, millones de españoles tuvieron que trabajar desde sus casas. Todo hace indicar que seguiremos así durante, al menos, un tiempo. ¿Cómo cree que una vivienda pasiva puede ayudar a la calidad de vida diaria de sus usuarios?

Una vivienda Passivhaus ayuda sin duda a la calidad de vida diaria de los usuarios ya que garantiza temperaturas homogéneas y constantes en todas las estancias; la eliminación de la sensación de pared fría que se produce con una ventana, vidrio o pared poco aislada y desaparición de condensaciones interiores (moho y hongos). Además, de una alta calidad del aire interior.

Por un lado, esta ventilación continua eliminaría constantemente el CO2 que expulsamos al respirar, los VOC o el radón, y por otro, el aire que introducimos del exterior entraría limpio, filtrado mediante los filtros ubicados en el intercambiador. Además, el intercambiador puede recuperar hasta un 90% de la temperatura interior por lo que se puede ventilar sin alterar la temperatura de la vivienda. En último lugar, la combinación de un alto aislamiento térmico y hermeticidad da como resultado un alto aislamiento acústico con respecto al exterior. 

¿Qué es lo debe hacer la plataforma para aumentar el conocimiento de los beneficios de la construcción pasiva entre los agentes del sector desde promotoras, constructoras, arquitectos a los propios compradores y constructores particulares de su vivienda?

Llevamos más de 10 años realizando distintas tareas de divulgación y concienciación a través de la formación, acuerdos con instituciones y agentes sociales, celebrando nuestra conferencia anual, etc. Y nos está dando buenos resultados. Sin embargo, todavía somos conscientes de que falta más compromiso y por ello nos esforzamos en seguir innovando y diseñando nuevas acciones con las que seguir divulgando y concienciando.

Durante este tiempo hemos podido constatar que aquellos que han construido Passivhaus o experimentado el estándar, lo tienen claro y lo defienden, pero siempre queda alguien escéptico. Por ello, es importante seguir dando a conocer ejemplos de construcciones Passivhaus públicas o privadas que sirvan como motor en determinadas regiones y también visibilizar la experiencia de usuarios porque es la mejor forma de que todos conozcan los beneficios del estándar.

¿Qué relación mantiene la Plataforma con las administraciones públicas para impulsar el estándar passivhaus en la normativa vigente?

Desde la Plataforma mantenemos un diálogo permanente con las Administraciones en todos los niveles. En los últimos años, hemos mantenido decenas de reuniones a nivel nacional, regional y local y hemos participado en numerosos procesos regulatorios para elaborar o actualizar normas que contribuyan a impulsar la mejora de la eficiencia energética en el parque edificado en España.

Más recientemente, desde que la pandemia llegó a nuestro país, hemos tendido la mano a las instituciones frente a la crisis y hemos organizado encuentros por videoconferencia con el Gobierno central, con grupos parlamentarios en el Congreso y con altos cargos de Ejecutivos autonómicos para trasladarles la necesidad de apostar por estándares como Passivhaus para acelerar una recuperación verde.

Además de los edificios que he mencionado anteriormente: Nasuvinsa, Muros de Nalón, Teruel, EMVS en Madrid… hay otros edificios que no son residenciales como un centro de salud en Lodosa (Navarra), el palacio de congresos de Vitoria, un edificio dotacional en Olloki, Navarra, un centro educativo en Burgos o la biblioteca de Villamediana (La Rioja), entre otros.

Rehabilitación Enerphit en Teruel / PEP
Rehabilitación Enerphit en Teruel / PEP

¿Qué opina del actual Código Técnico de Edificación? ¿Qué cosas se pueden mejorar para que el sector empiece a aplicar criterios de construcción más eficientes y sostenibles con el medio ambiente?

El pasado año, desde PEP presentamos alegaciones para que el nuevo CTE incorporase valores más exigentes y en sintonía con las recomendaciones de Europa. Por ello, cuando a finales de año se aprobó el Real Decreto por el que se modificaba el Código Técnico de la Edificación nos alegramos de ver que habíamos influido positivamente en su revisión y se habían incluido aspectos más exigentes relacionados con la permeabilidad de la envolvente térmica y aislamientos.

Creemos que la actualización del CTE está bien porque es el paso intermedio para dejar libertad a quien quiera llegar a la excelencia en la eficiencia energética y el confort en la construcción. En la actualidad hay ejemplos de viviendas que se están construyendo con estándares elevados que se sitúan muy cerca del estándar Passivhaus pero que, por desconocimiento, no terminan de alcanzar ese nivel. Desde nuestro punto de vista, sería recomendable que todos los edificios alcancen Passivhaus, pero la normativa nacional siempre debe ser de mínimos y no impedir que quien quiera ir un paso más allá, lo haga. Desde luego, nosotros seguiremos trabajando y apostando para que se avance en línea a Passivhaus.

Exigir estándares como Passivhaus para todas las viviendas de nueva construcción es totalmente sostenible, aunque somos conscientes de que no es realista con el sector actual ya que, en la mayoría de los casos, los constructores no están preparados para asumir un salto cualitativo tan grande como el que supone ir del anterior CTE hasta Passivhaus. Sin embargo, creemos que es un trabajo de concienciación y por eso nos esforzamos tanto en él.

La Agenda 2030, los objetivos europeos de cero emisiones de carbono en 2050 o el Plan de ayudas de la UE para la recuperación económica por la crisis del coronavirus. Todas estas medidas creen necesario una importante inversión en la rehabilitación del parque de viviendas para alcanzar los objetivos de sostenibilidad y, además, ayudar a la economía. ¿De qué manera se puede encajar el estándar passivhaus en la reforma y rehabilitación de viviendas?

En estos momentos se debe apostar tanto por la rehabilitación energética como por la excelencia en el sector y, en cuanto a la rehabilitación, se debe llevar a cabo, pero no de cualquier forma y puntualmente sin estudiar las implicaciones.

En este sentido es importante tener en cuenta que más de la mitad (60%) del parque inmobiliario de España se construyó antes de 1980 cuando todavía no había entrado en vigor la normativa CT-79, por lo que, las viviendas de aquella época no cuentan con ningún tipo de aislamiento además de tener una antigüedad superior a los 35 años.

Todo esto pone de manifiesto la importancia de las rehabilitaciones integrales, que no deben ser necesariamente de una vez, en lugar de aquellas energéticas parciales o reformas para cada vivienda particular.

En este sentido, el estándar Passivhaus contempla la metodología de trabajo de rehabilitación EnerPhit paso a paso en la que se elabora un proyecto de rehabilitación integral que puede ser desarrollado por fases, en las que se establecen los plazos para realizar cada actuación estudiando su impacto en la mejora de la eficiencia energética y el coste económico, así como su amortización, de tal forma que se asegura la ejecución de aquello que es técnicamente viable y económicamente amortizable, evitando posibles patologías provocadas por rehabilitaciones parciales.

Por poner un ejemplo, es común la promoción y publicación de medidas de ayuda para la sustitución de equipos térmicos y calderas por otros más eficientes. Puede darse la situación de que dentro de un plan integrado de actuación la sustitución de equipos térmicos o calderas se deban posponer ya que en función de las actuaciones que le precedan, estos equipos deban ser redimensionados a la baja, de tal forma que si se realizara a la inversa podríamos encontrarnos con equipos sobredimensionados recientemente actualizados a la hora de finalizar una rehabilitación integral.