Información sobre vivienda y economía

Ideas de decoración: cómo poner a punto tu piso de estudiante antes del comienzo del nuevo curso

Autor: Redacción

Llega septiembre. Con el inicio del curso académico en el horizonte, miles de estudiantes se afanan estos días en buscar un apartamento en el que sacarle el máximo partido a la vida universitaria. Como convivir en un piso compartidos no suele ser fácil, y siempre acaban apareciendo fricciones, te contamos como prepararte para una experiencia vital única.

Que tu habitación sea la más chula. Pinta la pared, pon posters, mapas… ¡Que se note quien vive allí!

 

El mobiliario urbano siempre le da un toque ‘cool’. Ahora que no nos oye nadie, las señales de tráfico o las placas de calles son un clásico de los pisos de estudiantes. También hay empresas que hacen replicas que sirven para decorar dormitorios o espacios comunes.   

 

Hazte con una señal de ‘no molestar’. Es muy útil para las horas de estudio… o en el caso de que triunfes una noche. Quedas advertido.

 

Una pizarra con los días de la semana para que a nadie se le olvide la limpieza o la compra. Las tareas del hogar son el mayor punto de fricción entre los compañeros de piso. Organizando las tareas, y dejándolas a la vista de todos, hará que incluso el más vago cumpla. La vergüenza pública es un arma poderosa.

 

Una pared con fotografías de amigos, fiestas y experiencias comunes. Es quizá la parte más agradable y servirá para recordar todo lo que habéis vivido juntos.

Aprovecha lo que te encuentres en la calle para reciclarlo en un mueble para tu casa. 

 

Optimiza el espacio, no habrá mucho. Si algo caracteriza a los pisos de estudiantes es su pequeño tamaño. No malgastes ni una oportunidad de almacenaje.

 

No olvides de comprar un sofá cama, tendréis muchas visitas.

 

En el baño, cada uno lo suyo. Compartir champú y gel de ducha nunca acaba bien. No todos tenemos los mismos gustos y tampoco todos somos igual de cuidadosos con el uso. Si no quieres acordarte de la familia de tus compañeros cuando vayas con prisa y te encuentres que no hay jabón, mejor que cada uno compre lo suyo. 

 

Un lugar para los calcetines perdidos. Los calcetines desparejados son un clásico en las coladas de los pisos de estudiantes. Si no quieres tener que ponerte un calcetín de cada color antes de llegar siquiera a Navidad, acordad un lugar en el que dejar los pobres calcetines sin par para que no acaben perdidos para siempre en el armario de tus compañeros.