Información sobre vivienda y economía

La solución para casas pequeñas: los muebles multiusos con diseños ingeniosos

Foto: Geoffrey Pascal
Foto: Geoffrey Pascal
Autor: Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Cuando tu casa es pequeña, no conviene acumular muchos muebles (ni mucho de nada): pero claro, hay un equipamiento básico que no te lo quita nadie. Sillón, mesa para comer, silla… Puedes, es cierto, prescindir de algunos, según lo minimalista que seas y de acuerdo con tus necesidades y también puedes disponer de muebles que sean versátiles. Es decir, que un mismo mueble tenga diferentes usos.

Y a veces no depende tanto de la complejidad del mueble o de su diseño, sino en muchas ocasiones, de la inventiva del creador. E inventiva es lo que demuestran en la plataforma americana Knot & Grain, dedicada a los trabajos en madera. Su equipo de “manitas” ha concebido un mueble de lo más ingenioso y sobre todo, muy práctico: a simple vista se diría que es una simple silla pero en realidad tiene hasta cinco usos: puede servir de mesa de apoyo para el ordenador, como taburete con espacio para almacenaje, como silla clásica, como pequeña mesa y como soporte para ordenador para aquellos que prefieren estar de pie que sentados (que ya sabemos que lo primero será más cansado pero es más saludable para la espalda).

Foto: Knot & Grain
Foto: Knot & Grain
Foto: Knot & Grain
Foto: Knot & Grain

Resulta curioso que un simple mueble de madera curvada pueda tener tantos usos. Los americanos no son los únicos en ofrecer soluciones multiusos: la empresa Niimaar, de la que ya hemos hablado en alguna ocasión, también comercializa un cubo de basura realizado en madera, que permite el reciclaje de diferentes materiales y además, sirve de banqueta. También está el taburete Roll, para el baño, que sirve para sentarse, como almacenaje en su interior e incluso, en el exterior, gracias a una redecilla que rodea la estructura.

Tampoco hay que perder de vista las camas abatibles, idóneas para pequeños espacios: algunas llevan incorporada la mesa de estudio, dos soluciones en una. O las modernísimas sillas que se convierten en escaleras, como el caso de Usit (en este caso tiene el plus del diseño, porque quedan igual de bien en la cocina que en el salón).

Y es que, con las dimensiones de las viviendas cada vez más reducidas, las propuestas de un mobiliario multi usos son más habituales: quizás, de buenas a primeras te parezca una opción más cara que un mueble convencional (y seamos sinceros, lo es), pero acabarás ahorrando dinero (porque economizarás la compra de otros muebles) y sobre todo, espacio.

Otro ejemplo, este de sello español, es el sillón Orwell: es una de las piezas clave en el salón y una de las que también suele ocupar más espacio. Este sillón tiene otras funcionalidades muy interesantes: es una cama (vale, hasta ahí nada novedoso) pero también puede transformarse en… ¡cabaña! Algo que encantará a los niños y que a ti también te vendrá de perlas cuando quieras evadirte un rato y sin salir de casa. Los diseñadores de Orwell pertenecen al estudio barcelonés Goula/Figuera Studio.

Pero si ya queremos algo totalmente disruptivo, el diseñador francés Geoffrey Pascal propone unas mesas de escritorio para que puedas trabajar tumbado o reclinado: no sabemos si son o no muy cómodos pero a buen seguro, si te tumbas para trabajar después de haber comido, la siesta estará más que asegurada (no tanto ese informe que tienes que entregar mañana…).