Información sobre vivienda y economía

Las claves de una casa feliz o cómo llevar la cuarentena con el mejor humor y bienestar posibles

Cuida tu casa
Cuida tu casa
Autor: Redacción

Artículo escrito por Sandra Barañano, directora técnica de Cuida tu casa

Estamos viviendo tiempos muy duros. Las malas noticias son diarias y sobrevuelan la preocupación por el bienestar de nuestro entorno y por el futuro que le espera a la economía y al empleo. Pero siempre se pueden sacar lecciones positivas de las circunstancias adversas de la vida.

Por ejemplo, la pandemia de coronavirus puede llevarnos a una reflexión seria para incentivar el teletrabajo en aquellos sectores que lo permiten. Y a su vez, estar 24 horas en casa es una oportunidad para que nos demos cuenta de algunos aspectos relacionados con el confort en nuestro día a día. Y lo primero de todo es preguntarnos si somos felices en casa.

O, dicho de otra forma, ¿cómo influye la decoración y otros aspectos de nuestra vivienda en nuestro estado de ánimo?

Según el estudio sobre las actitudes de la población española ante la decoración del hogar, IKERFEL, más del 90% de las personas consideran el orden en casa primordial para ahorrar tiempo y tener una vida más organizada; y más del 70% afirma que la decoración influye en su grado de creatividad y bienestar.

Por tanto, no es una cuestión baladí, aunque a veces no le prestemos la debida importancia. Pero ¿cuáles son los factores para tener un hogar feliz y superar la cuarentena del mejor humor posible?

Planifica el espacio

Algo más importante que nunca… ¡especialmente si estás pasando estos días en compañía! Pese a que la casa sea pequeña, e incluso aunque solo tenga una habitación, es necesario crear ‘rincones’ para hacer distintas actividades: trabajar, deporte, ocio… El espacio de trabajo no debe estar en zonas de paso, ¡será más fácil distraerse! Si estás con pareja o hijos, procura que el espacio donde pasáis ratos juntos tenga una luz agradable, asientos cómodos, etc.

Ni frío ni calor

Esto es válido para todo el año, pero durante la cuarentena, que vamos a estar todo el día en casa, cobra especial importancia. La temperatura ideal para esta época del año son 21º C. Si tienes temporizador, aprovecha esta pausa obligada para configurarlo correctamente, y estar así confortable en casa sin malgastar energía. Además, puedes bajar esta temperatura por la noche hasta 15-19º grados para reducir la factura puesto que nuestro cuerpo no necesita tanto calor por la noche y descansará mejor.

Ventilación

Mantener una calidad del aire óptima en nuestra vivienda es indispensable siempre, pero mucho más si vamos a pasar muchos días sin salir de la misma. Lo más efectivo es ventilar varias veces el día para renovar el aire, y para ello os proponemos la manera más sencilla y rápida de hacerlo: abriendo durante solo 5 minutos dos ventanas ‘opuestas’, y dejar así que el aire pase de un espacio al otro. Si no tienes ventanas opuestas, siempre es mejor abrir todo a la vez para crear corriente, pero si hace mucho frío siempre puedes ventilar por habitaciones aunque será conveniente que lo hagas algo más de tiempo… Lo mejor, unos 15 minutos, 3 veces al día.

Saca partido a la luz disponible

Sobre todo si estás trabajando desde casa, tu ‘oficina’ debe estar cerca de los puntos de más luz natural y, a ser posible, entrando por tu izquierda (o desde tu derecha si eres zurdo). Por el contrario, si entra demasiada luz y estás, por ejemplo, viendo la tele, puedes matizarla mediante cortinas o estores para evitar que se produzcan molestos reflejos. Aunque seguro que conoces bien por donde entra mejor la luz por tu vivienda y en qué horarios, por norma general en España las orientaciones Norte y Sur suelen ser muy buenas para estudiar o trabajar, puesto que tienen luz indirecta durante todo el día, mientras que las orientaciones Este y Oeste tienen luz más directa durante mañana o tarde respectivamente. Usa estos detalles para colocar tu despacho dentro de la casa.

Valora el silencio

En un hogar feliz, solo deberías escuchar aquello que quieras oír. Es decir, música y conversaciones son bienvenidos, pero enterarte de las de tu vecino o escuchar el tráfico de la calle es bastante molesto.

En España, en general, prestamos poca atención e invertimos poco en insonorizar nuestras viviendas. Quizás nunca te habías dado cuenta, pero si detectas estas molestias durante estos días, no dudes en buscar la solución tras la cuarentena.