Información sobre vivienda y economía

Ikea redecora su negocio: se abre a la venta de segunda mano para competir con Wallapop

El gigante de los muebles y la decoración del hogar Ikea amplía su modelo de negocio con una iniciativa que incentivará el uso de productos de segunda mano entre sus clientes. La compañía se abre, de manera inicial en sus tiendas de Madrid, a la compra de productos Ikea ya usados. El usuario recibirá a cambio una tarjeta regalo por el importe acordado. Ikea lo pondrá posteriormente a la venta en su sección de oportunidades.

A partir del próximo 12 de diciembre, la web oficial de Ikea en España ofrecerá exclusivamente para sus tiendas de Madrid la posibilidad a los usuarios de vender sus muebles Ikea ya usados. La compañía dará, en vez de dinero, una tarjeta regalo por el importe ‘tasado’ producto. La compañía pondrá el mueble de nuevo a la venta en la sección ‘El Desván de las Oportunidades', dando un nuevo impulso a su sección de oportunidades.

En principio será una prueba piloto, que se realizará en los almacenes que la compañía sueca tiene en Madrid. Los productos Ikea que se pueden vender son cajoneras, mesas, sillas, vitrinas, escritorios, estanterías, armarios y cómodas. Tienen que cumplir ciertos requisitos de calidad y seguridad.

“El 9,5% de las personas ya vende los muebles que no usa”, afirma Mercedes Gutiérrez, responsable de Sostenibilidad de Ikea Ibérica. Dentro de su campaña ‘Salvemos los muebles’, la empresa sueca quiere fomentar la economía circular. “Nuestras expectativas son llegar a agosto de 2017 con 600 compraventas de muebles de segunda mano”.

Según la European Federation of Furniture Manufactures (UEA), cada hogar en España guarda de media 2.000 euros en productos que no usan; además el 4% de los residuos que acaban en el vertedero son muebles y solo el 10% se recicla.

Potenciar el reciclaje de productos

Además de tender la mano a dar un nuevo uso a los muebles usados, Ikea plantea otras propuestas para fomentar el reciclaje entre los clientes. Instalará máquinas de recogida bonificada de bombillas. El cliente que deposite la bombilla usada podrá elegir entre obtener un descuento para la próxima compra en bombillas LED o donar la gratificación a una ONG por la infancia (ACCEM, CEAR y Save The Children).

Otro apartado será la recogida de textiles usados que puedan volver a ser reutilizados como cojines, alfombras o sábanas. Ikea implanta puntos de recogida en las tiendas y utilizará su logística inversa para colaborar con Formació i Treball, entidad colaboradora de Cáritas Barcelona que se encargará de separar y clasificar cada pieza para darle un destino adecuado.