Información sobre vivienda y economía

Cae el precio para compartir piso en Madrid y Barcelona por la baja demanda tras el covid

Gtres
Gtres

La llegada del verano y el fin de curso académico suele coincidir con el pistoletazo de salida para la búsqueda de piso compartido para cientos de estudiantes en las grandes ciudades para el próximo curso. Pero los planes de estos jóvenes y también de otros muchos trabajadores que buscan un nuevo empleo se han trastocado con la irrupción de la pandemia del coronavirus en nuestro país. Analizamos cómo está el mercado del alquiler de habitaciones en Madrid y Barcelona y algunos barrios destacados.

La búsqueda de una habitación para vivir de alquiler se ha ampliado más allá del clásico estudiante en su periplo universitario. De hecho, la edad media del perfil tipo de persona que comparte piso en España es de unos 30 años, que vive en el centro de las grandes ciudades, no fuma ni permite que se fume en la vivienda y no tiene ni admite mascota, según el último estudio publicado por idealista, principal marketplace inmobiliario de España, Italia y Portugal.

El interés por compartir piso en Barcelona ha caído un 45,5% durante el segundo trimestre, cuando aún nos encontrábamos en pleno estado de alarma. La paralización del mercado del alquiler por la pandemia también se trasladó a Madrid, con un mayor mercado de arrendamiento por habitaciones. En la capital, la demanda para compartir piso decayó un 51,2% frente al primer trimestre del año, según los datos recogidos por idealista/data.

Además, la oferta de habitaciones también ha descendido durante lo peor de la pandemia en ambas capitales. En Barcelona, el stock de habitaciones cedió un 10,1% entre el periodo precovid y poscovid, mientras que en Madrid la caída de la oferta fue menor, de hasta un -3,9% entre marzo y junio.

Mientras se ha reducido la demanda y la oferta por compartir habitación durante lo peor de la pandemia del coronavirus, los precios se han mantenido estables, y según la zona han subido o bajado levemente entre el periodo enero-marzo y entre abril-junio, mientras pasábamos confinados prácticamente toda la primavera. De media en Barcelona, los precios han descendido un 5,6% hasta los 425 euros al mes, mientras que en Madrid el precio medio por habitación se ha quedado en 400 euros/mes, tras ceder un 9,1% de media entre el primer y un segundo trimestre.

En la capital, los distritos con mayor oferta de habitaciones en la capital se encuentran en Centro, Chamberí y Salamanca. Si hacemos zoom sobre los barrios, el mayor stock se encuentra en Lavapiés-Embajadores, Malasaña-Universidad y Gaztambide, pero no fueron los que mayor interés recibieron en los últimos tres meses.

De hecho, los barrios que recibieron la mayor demanda de habitaciones, con una buena oferta en el mercado, se encuentran en Acacias (Arganzuela) o Chueca-Justicia (Centro), con más de 6 puntos en los contactos recibidos entre abril y junio. Les sigue Castilla (Chamartín), ligeramente por debajo.

En el análisis de barrios más destacados, aparecen Argüelles o Ciudad Universitaria son una referencia en el ámbito universitario en la capital y han visto como sus precios han bajado de media entre un 11 y un 12%, para quedarse en los 450 euros por habitación y los 433 euros, respectivamente. Pero mientras el stock caía en la primera, volvió a subir en la zona universitaria.

Otro de los barrios donde más se comparte piso y está más de moda para el público estudiantil es en Malasaña-Universidad. Sus ofertas para alquiler habitación también han decaído (-16,5%) y alcanzó unos precios medios de 450 euros.

Abriendo el abanico de barrios más destacados de Madrid para alquilar una habitación, donde se incluyen estudiantes, pero también trabajadores, extranjeros que van a pasar una temporada en la ciudad, y otra gran multitud de posibilidades, se encuentra Chueca-Justicia (450 euros), o Lavapiés-Embajadores (420 euros). Pero mientras los precios han vivido una lógica rebaja, la oferta de habitaciones se ha ampliado un 7,7% en Lavapiés, mientras seguía decreciendo en Chueca hasta casi un 18%.

Algunos de los barrios más céntricos como Sol o Huertas-Cortes también han visto como se han rebajado las rentas por debajo de los 450 euros, pero mientras el primero ha reducido su oferta de habitaciones del alquiler un 5%, en el segundo ha crecido un 3,3%.

Los precios más asequibles de la ciudad se pueden encontrar en los barrios de San Cristóbal (280 euros) y San Andrés (285 euros), del distrito de Villaverde o los 300 euros del barrio de Zofío en Usera. Por el lado contrario, los mas caro ha llegado a Atalaya (Ciudad Lineal) o Valdemarín (Moncloa), con 650 euros en ambos casos o los 590 euros por compartir piso en el barrio de Recoletos (Salamanca).

En Barcelona, por su parte, los alquileres de habitaciones más altos alcanzaron los 774 euros en la Zona Franca, los 535 euros de Sarrià o los 500 de la Villa Olímpica, aunque su escasa oferta de habitaciones hace que los precios estén altos. Por el lado contrario, las rentas por alquilar habitaciones más asequibles de la capital catalana se dan en Ciutat Meridiana - Torre Baró – Vallbona (280 euros) y en Porta (325 euros), ambos en Nou Barris, o en el Bon Pastor (312 euros), en Sant Andreu.

Los distritos con mayor oferta de habitaciones se encuentran en Eixample, Ciutat Vella y Sant Montjüic, mientras que los barrios con mayor stock en el mercado se concentran en Eixample, con L'Antiga Esquerra de l'Eixample, La Dreta de l'Eixample, y La Nova Esquerra de l'Eixample a la cabeza. Fuera de Eixample, podemos encontrar El Gotic o Vila de Gràcia (Grácia)  .

Sin embargo, no fueron estos barrios los más demandados durante el estado de alarma y las posteriores fases de desconfinamiento. El Poblenou (Sant Martí), Sants-Badal (Sants-Montjuïc), con más de seis puntos en contactos a los anuncios de habitaciones en sus zonas y La Barceloneta (Ciutat Vella), con 5,7 puntos.

Entre los barrios más destacados para analizar por ser dónde tanto los estudiantes como gente joven comparte piso se encuentran la Vila de Gràcia, donde mientras los precios se han mantenido estables en los 450 euros por habitación, la oferta y la demanda han bajado durante el estado de alarma. Mientras los contactos se han reducido a la mitad, el stock ha descendido en torno a un 24%, siendo uno de los más destacados de la ciudad.

Otro de los barrios más de moda en Sants (Sants-Montjuïc), con un precio medio de 400 euros en el segundo trimestre, tras ceder un 10% en junio. Pero mientras los contactos bajaron, el stock en este barrio aumentó un 8,4% entre abril y junio.

Los barrios más famosos para alquiler por habitaciones en el centro de Barcelona son Sant Pere - Santa Caterina i la Ribera, donde se encuentras zonas como el Born, o El Raval. Los precios en el primero han bajado hasta los 450 euros, tras una disminución tanto de la oferta como de la demanda. En El Raval, mientras tanto, los precios se han mantenido prácticamente estables con 447 euros de media para alquilar una habitación, mientras los contactos para compartir piso y el stock se redujo en ambos casos entorno al 35%.