Información sobre vivienda y economía

Las quiebras de empresas ligadas al ladrillo se desploman hasta mínimos de 2007

Autor: Redacción

El crecimiento de los visados de obra nueva, el repunte de la compraventa de viviendas, las inversiones millonarias en todo el sector… Son muchos los datos que permiten al ladrillo sacar pecho y alejarse cada vez más de los momentos más críticos de la crisis.

El último de ellos lo ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE), que asegura en su memoria anual de procedimientos concursales que la construcción, la edificación y la promoción inmobiliaria viven su mejor momento desde 2007.

Según las cifras que maneja el organismo, durante el año pasado se produjeron 739 quiebras (sumando las voluntarias y las necesarias), una cifra que arroja un descenso interanual del 28% y que por primera vez en ocho años logra situarse por debajo del millar de procesos. Además, la cifra actual se sitúa muy lejos de los más de 2.400 concursos que se contabilizaron en los años 2012 y 2013. Concretamente, se ha desplomado un 70% desde entonces.

Ahora bien, a pesar de estar en niveles precrisis, el número actual de suspensiones de pago sigue superando con creces a los registrados hasta 2007. Aquel año, apenas se produjeron 256 concursos, mientras que en 2005 y 2006 ni siquiera se llevaron a cabo 100 casos. En 2004, primer año del que el INE tiene estadísticas, el número de autónomos y empresas ligadas al ladrillo que quebraron ni siquiera llegó al medio centenar.

Dicho de otro modo: en 2016, y a pesar de las evidentes mejoras, se han contabilizado más concursos que entre 2004 y 2007. Durante esos cuatro años se produjeron 646 quiebras.

El balance de 2016 también deja claro que Cataluña y Madrid son las dos autonomías donde más concursos se han llevado a cabo: son las únicas del país que han registrado más de 100 casos.

Cataluña lidera el ranking con un total de 147 procesos, lo que supone el 20% del total. Le siguen Madrid, con 113 concursos (el 15,3% del total); Comunidad Valenciana, con 91 casos (el 12,3%) y Andalucía, con 81 procedimientos (el 11% del total). Esas cifras contrastan con las registradas en País Vasco, Galicia o Castilla y León, donde se han producido menos de 50 concursos relacionados con el ladrillo y, sobre todo, con las de autonomías como Extremadura, Asturias, Canarias, Cantabria, Navarra o La Rioja, donde se han contabilizado menos de 20 quiebras.