Información sobre vivienda y economía

India superará a EEUU y España saldrá del top 20: así será el ranking económico mundial en 2050

Autor: Redacción

La economía mundial va a dar un giro espectacular en las próximas décadas. Según las previsiones, los mercados que hoy consideramos emergentes acabarán adelantando a gigantes económicos como Estados Unidos, Alemania, Japón, Francia, Reino Unido y, a menor escala, España.

Así es como dibuja el futuro la consultora PwC, que pronostica que en 2050 el ranking de las potencias mundiales tendrá poco que ver con el actual. Para entonces, China seguirá siendo el número uno de la clasificación, mientras que India robará el puesto a EEUU y se colocará en el segundo puesto.

Japón y Alemania, por su parte, dejarán de ser la cuarta y quinta economía, respectivamente, para convertirse en la octava y novena, por detrás de India, Brasil, Rusia y México. Reino Unido, por su parte, bajará una posición, hasta quedarse décimo, mientras que Francia saldrá de la lista de los 10 primeros.

El escenario previsto para España es aún más negativo. Según PwC, pasaremos de estar en el puesto 16 al 26. “En 2016, la economía española era la decimosexta mayor del mundo, según los datos el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, España solo será capaz de retener una posición similar hasta 2030 (17). A partir de entonces, el ascenso de los países emergentes la hará caer y, en 2050, ocupará el lugar puesto 26”, asegura la consultora.

El estudio, que aplica un modelo econométrico que tiene en cuenta factores como el crecimiento de la población en edad de trabajar, la calidad del mercado laboral, el desarrollo tecnológico o la acumulación del stock de capital, deja claro que el motor de los cambios será el ascenso de los países emergentes, al que califica textualmente de “inexorable”.

Algunos mercados como Vietnam, Filipinas y Nigeria irán ganando protagonismo con el paso de los años e incluso se convertirán en los países que más posiciones escalen en el ranking global. La economía vietnamita, que actualmente ocupa el puesto 32, se colocará en el 20, mientras que la filipina ganará unos nueve puestos hasta situarse en el 19. El país africano, por su parte, se colará incluso entre los 15 primeros países. Esto significa que todos ellos superarán de largo a España. 

El doble de PIB

El estudio también asegura que si en 2015 las economías de los países del G-7 (Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) y el E-7 (Brasil, China, India, Indonesia, México, Rusia y Turquía) tenían prácticamente el mismo tamaño, en 2040 el PIB de grupo de las siete mayores economías emergentes duplicará al de los más desarrollados y, como consecuencia, el PIB mundial se disparará en apenas un cuarto de siglo.

“En 2042, la economía mundial se habrá multiplicado por dos y entre 2016 y 2050 registrará un crecimiento medio anual del 2,5%. En ese periodo, los países del E-7 aumentarán su actividad un 3,5% de media anual por un 1,6% de los desarrollados. Las proyecciones apuntan a un crecimiento medio anual en torno al 3,5% hasta el año 2020, del 2,7% hasta el 2030, del 2,5% hasta 2040 y del 2,4% hasta 2050. Esta moderación del crecimiento mundial se irá produciendo a medida que vaya envejeciendo la población en edad de trabajar de los países desarrollados y que los mercados emergentes vayan madurando”, explica PwC.

El motivo de esta tremenda expansión es que todo apunta que no se producirá un deterioro económico de las actuales grandes potencias, sino simplemente que los emergente evolucionarán de manera más positiva. De ahí que se espere un crecimiento tan vertical de la economía global y que los países en desarrollo tomen la delantera a los mercados maduros.

La única tabla de salvación a la que se pueden agarrar las grandes economías actuales es que gran parte del potencial de los mercados emergentes dependerá de su capacidad para sacar adelante reformas estructuras que les proporcionen estabilidad, les permitan diversificar sus economías y contar con unas estructuras políticas y legales más efectivas.