Información sobre vivienda y economía

El Gobierno desvela las primeras pinceladas de los Presupuestos Generales del Estado para 2017

Presentación del Proyecto de Ley de los PGE 2017
Gtres

El Gobierno ya ha adelantado por dónde irán los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017. A pesar de que hasta el próximo 4 de abril no se conocerán los detalles concretos de las cuentas públicas, los ministros de Economía y Hacienda sí han desvelado algunos de los datos en los que se van a sustentar. Por ejemplo, la previsión de crecimiento económico y de creación de empleo, los ingresos tributarios que se pueden obtener y las partidas sociales que verán incrementados sus recursos.

El cuadro macroeconómico en el que se sustentan los PGE es “muy prudente”, según ha admitido Luis de Guindos, ministro de Economía, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Gobierno espera un crecimiento económico del 2,5% para este ejercicio, una cifra inferior a la que espera el consenso de mercado y que supone una ralentización de siete décimas respecto a 2015 y 2016; la creación de 506.000 puestos de trabajo, lo que elevará por encima de 19 millones el número de ocupados en España; y la caída del paro en 458.000 personas, lo que reducirá la tasa de desempleo en dos puntos, hasta situarse en el 16,6%. Es la tasa más baja desde que estalló la crisis.

Otro de los datos clave del Presupuesto es la aportación positiva al PIB por parte del sector exterior, por segundo año consecutivo, al prever un alza de las exportaciones del 5,1%, la tasa más alta desde 2011.

“Se trata de un crecimiento más equilibrado, ya que la aportación del sector exterior es positiva por segundo año, con un fuerte crecimiento de las exportaciones. Es además el quinto año consecutivo de superávit por cuenta corriente (+1,9% en 2017), al tiempo que se mantiene el empuje de la demanda interna. Esto indica que la economía española sigue ganando competitividad, en un contexto de recuperación económica”, asegura la cartera liderada por Guindos.

Según el nuevo cuadro macroeconómico, la aportación de la demanda nacional se reducirá a 2,1 puntos (2,8 en 2016), con un crecimiento del consumo privado del 2,6%, mientras que el de las Administraciones Públicas se mantendrá en el 0,8%. La inversión crecerá el 2,6%, con mayor fuerza de la destinada a bienes de equipo (3,5%) que la construcción (se quedará estable en el 1,9%). La demanda externa aportará al crecimiento por segundo año consecutivo (0,4 puntos en 2017), mientras que las importaciones crecerán alrededor de un 4,3%.

Economía también se ha apoyado en las previsiones de la Comisión Europea a la hora de tener en cuenta variables como la evolución del euríbor a tres meses (que seguirá en el -0,3%), el tipo de cambio dólar/euro (que se mantendrá en 1,1 unidades), el precio del petróleo (espera 56,4 dólares por cada barril de Brent) y un crecimiento del PIB mundial del 3,4%, cifra que en el caso de la eurozona se reducirá al 1,6%.

Los ingresos tributarios vuelven a 2007

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado durante su intervención que los PGE se basan en unos ingresos tributarios de 200.000 millones de euros, una cifra que no se veía desde 2007. “Hemos empleado una década en recaudar lo mismo”, ha recalcado Montoro.

La presentación oficial sitúa los ingresos vía impuestos en 200.963 millones de euros, lo que arroja un alza del 7,9% respecto a 2016 y supera en casi 300 millones a los obtenidos en 2007 (200.676 millones).

Fuente: Ministerio de Hacienda
Fuente: Ministerio de Hacienda

El titular de Hacienda también ha recordado que el objetivo de déficit de este año es de un 3,1% del PIB y que las bajadas de impuestos aplicadas entre 2015 y 2016 han tenido un impacto de 12.309 millones de euros, de los que 9.300 millones proceden del IRPF y los 3.000 restantes, del Impuesto de Sociedades.

“Los Presupuestos son coherentes con la relajación del déficit público, el aumento de los ingresos tributarios y los gastos ejecutados durante 2016. Quiero poner énfasis en que son unos Presupuestos que buscan fomentar el crecimiento económico, el empleo y el gasto social”, ha insistido Montoro.

Dentro de los gastos también destacan los 32.171 millones de euros que se tendrán que destinar a pagar intereses de la deuda pública, una cifra ligeramente superior a la ejecutada en 2016 (32.006 millones), pero inferior a la prevista para dicho año (33.490 millones).

Entre las partidas que ha desvelado se encuentra una dotación adicional de 5.087 millones de euros para las comunidades autónomas, las administraciones encargadas de la educación y la sanidad. Justicia contará con un 7,6% más de presupuesto, mientras que las políticas activas de empleo contarán con un 3% y la I+D+I, con un 4% más.

La lucha contra el fraude fiscal también tendrá una dotación 100 millones superior, así como la oferta de empleo público que se ha anunciado en los últimos días y que consiste en convertir 250.000 plazas interinas en fijas durante toda la legislatura para reducir la temporalidad de los empleados públicos. Montoro también ha confirmado una subida salarial del 1% a los funcionarios, un aumento en el presupuesto de defensa y de partidas sociales como la dependencia (contará con 100 millones más).

Fuente: Ministerio de Hacienda
Fuente: Ministerio de Hacienda