Información sobre vivienda y economía

Los sindicatos cargan contra la digitalización: "Está pensada para la economía, no para las personas"

Fuente: APIE
Fuente: APIE

Los sindicatos aplauden la llegada de la revolución digital, pero cargan contra la manera en la que se están implantando los cambios tecnológicos.

Según ha explicado Josep María Álvarez, secretario general de UGT, durante unas jornadas celebradas en Santander, "hoy por hoy no podemos garantizar que el proceso se haga al servicio de las personas. Está pensada para la economía en sí misma, no para la economía al servicio de las personas. Cualquier elemento nuevo que se introduce en la sociedad debe ir de la mano del propio progreso de los ciudadanos, por lo que la digitalización debe ir a un ritmo que la sociedad pueda asimilar".

Desde CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha añadido que "no debemos dejar el proceso en manos de unos pocos. No podemos permitir que unas pocas empresas organicen el futuro de todos".

Son varias las críticas que han lanzado los primeros espadas de los sindicatos a la manera en la que se está llevando a cabo la digitalización en España. En su opinión, es necesario tomar medidas como el impulso a la formación especializada y continua, la reforma de algunas figuras tributarias y la búsqueda de una nueva regulación. "Es importante empezar a visualizar cómo vamos a abordar esta situación", ha insistido Álvarez.

Tanto UGT como CCOO apuestan por una formación más especializada en el mundo digital a todos los niveles (desde la educación básica hasta la universitariaI) y piden fomentar la formación de caracter continuo. La parte positiva, según Álvarez, es que "las nuevas tecnologías permitirán acabar con los trabajos más penosos".

En el terreno impositivo, los sindicatos consideran necesario buscar nuevas figuras tributarias o reformar algunas existentes con el fin de que las tecnologías paguen todos los impuestos que deben. Por ejemplo, proponen un impuesto a los robots o cambiar el Impuesto de Sociedades para que las empresas que estén instaladas en nuestro país paguen aquí todo lo que deben y no rindan cuentas con sus matrices del extranjero. "Sin impuestos es imposible abordar los cambios", ha puntualizado el secretario general de CCOO.

En tercer lugar, CCOO y UGT piden una regulación específica. En este sentido, Toxo ha añadido que "debe regularlo el legislador junto con los agentes sociales".

A pesar de todas esas críticas, los sindicatos creen que las nuevas tecnologías son un avance natural de la humanidad contra la que no se puede ni debe luchar, y que traerá oportunidades tanto a los trabajadores como a las empresas. Si el proceso se lleva a cabo bajo el paraguas de una regulación, nuevos impuestos y una formación específica, "la revolución digital no tiene por qué llevar a las futuras generaciones a la precariedad y la pobreza", han concluido los sindicatos.