Información sobre vivienda y economía

El turismo en España: así son los sueldos, los contratos y las debilidades del sector

El turismo español está viviendo unos años dorados. El número de visitantes está renovando récords año tras año y los ingresos que se consiguen en el sector están en máximos históricos. Sin embargo, la actividad tiene varios retos pendientes.

España es el país de la OCDE donde el turismo tiene más relevancia en términos de PIB al suponer más del 11% y más del 13% del empleo total. En los demás países ricos estas proporciones son de un solo dígito. Además, somos la segunda potencia mundial en términos de volumen de ingresos (solo nos supera EEUU) y el tercero por número de visitantes.

Sin embargo, se le achaca un bajo nivel salarial, una escasa formación y una competitividad reducida. Consciente de la percepción negativa que tiene la sociedad sobre el turismo, la asociación Exceltur (que agrupa a más de una veintena de empresas de referencia en el sector) ha publicado un informe con el que quiere romper algunos mitos (por ejemplo, no es el sector que peor paga, ni el que tiene más temporalidad) y poner en valor algunas de sus bondades.

Uno de los mitos que quiere desterrar Exceltur es el bajo nivel salarial de los trabajadores en este sector. Para empezar, en la categoría de profesionales más básica (ayudantes no titulados, oficiales, auxiliares...) se engloba el 89,8% de los empleados que tiene el sector, porcentaje que se eleva al 93,1% en el caso de la agricultura.

Además, el sueldo medio por hora en el sector está en línea las demás actividades económicas en España y supera al de otros países europeos cuando se comparan los mismos niveles profesionales. En el caso del grupo 5 (donde se incluyen camareros, cocineros, auxiliares de vuelo o agentes de viajes), el salario medio es de 10,1 euros por hora, frente a los 9,7 euros que cobran de media los trabajadores del grupo 5 de otros sectores. En el caso del grupo 9 (donde podría englobarse el personal de limpieza), el sueldo medio es de 9,4 euros/hora, frente a los 9,1 euros del resto de ramas económicas.

En ambos casos, esas retribuciones medias superan la media de la Unión Europea, que se sitúa en 9,1 euros para el grupo 5 y 8,7 euros para el grupo 9. Francia e Italia son los únicos países que pagan más por hora en puestos similares.

Donde sí sale perdiendo el sector es en los puestos de mayor responsabilidad, como directores y gerentes. En el grupo 1 al que pertenecen, el sueldo medio por hora ronda los 29,1 euros, frente a los 34,6 euros que se pagan en las demás actividades.

Otro dato que pone sobre la mesa la asociación es que el sector no es el que más sufre la lacra de la temporalidad laboral, según dicen los datos del INE. A pesar de que en el sector turístico el 35% de los contratos son temporales (la media nacional es algo inferior al 25%), la cifra es inferior a la que registran la agricultura (más del 60%) y la construcción (casi un 43%), y está por debajo de los niveles de países como Holanda. En cambio, en la industria y los servicios (excluyendo turismo), más de tres cuartas partes de los contratos de trabajo son fijos.

Y eso que desde Exceltur recalcan que la actividad está muy ligada a la demanda. “Es un sector en el que es complicado hacer previsiones a largo plazo. En temporada alta, la demanda es 3,2 veces superior a la que existe en temporada baja, mientras que en términos de empleo la diferencia es de 1,8 veces. En el caso de las aerolíneas, por ejemplo, el número de trabajadores se mantiene constante independientemente del momento de la temporada”, sostiene la asociación.

Por otro lado, el informe aporta una explicación al hecho de que el turismo sea el sector con más trabajo a tiempo parcial, con un 27,2% del total de jornadas (la media nacional es justo la mitad). Y el motivo es que la media de la actividad se ve arrastrada por la restauración y por la menor flexibilidad de las pymes respecto a los grandes conglomerados empresariales.

“Buena parte de los rasgos que se achacan al conjunto del sector turístico, proceden de la realidad de la restauración, donde hay un predominio de pymes de base. De hecho, casi la mitad de los ocupados del sector pertenecen a la restauración, donde el 96,3% de las empresas tienen menos de 10 trabajadores. Además, y mientras las jornadas parciales suponen el 38% en la restauración, representan menos de un 12% en el alojamiento y el transporte”, insiste Exceltur.

El informe también quiere poner en valor que el empleo en el turismo ya ha dejado atrás la crisis (en 2009 había 2,19 millones de ocupados y ahora cuenta con 2,51 millones, el máximo histórico), que genera muchos puestos de trabajo indirectos (unos 69 por cada 100 directos) y que es una actividad económica integradora para con colectivos con dificultades de inserción laboral.

“El turismo genera proporcionalmente un 60% más de empleo que los demás sectores de los jóvenes menores de 35 años con estudios primarios o inferiores. También genera un 31% más de empleo a las mujeres mayores de 45 años y con estudios primarios”, detalla el estudio.

La autocrítica: queda camino por recorrer

A pesar de que la asociación intenta poner en valor al sector, lo cierto es que el informe también incluye autocrítica. Desde Exceltur reconocen la necesidad de fomentar la formación en el sector. “Es necesario invertir en ello porque así lo demanda el cliente y porque el servicio acabará siendo mejor”, recalca la asociación.

Por otro lado, consideran necesario apostar por el contrato de trabajo fijo discontinuo para seguir fomentando el empleo indefinido, mejorar la imagen del sector, favorecer la flexibilidad laboral para las empresas y que la Administración Pública se implique más en el sector con medidas como por ejemplo ampliar el programa de mayores IMSERSO, crear incentivos fiscales a las empresas que mantengan el empleo en temporada baja o impulsar actividades que permitan combatir la estacionalidad de la demanda en el turismo (por ejemplo, potenciando los viajes de negocios o dando nuevos usos a espacios públicos como los Palacios de Congresos de las principales ciudades).