Información sobre vivienda y economía

Moody’s alerta de una rebaja masiva del rating de empresas españolas y del riesgo de insolvencias

Más de la mitad de las empresas a las que analiza pueden sufrir una rebaja de rating en un plazo de 18 meses

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La agencia de calificación crediticia Moody’s ha resumido cómo ve a las empresas españolas tras la irrupción del covid-19 y qué tipo de consecuencias tendrá el parón económico derivado del estado de alarma que ha durado más de tres meses.

Según el panorama que dibuja una de las principales agencias de rating del mundo, más de la mitad de las empresas domésticas (exceptuando las del sector financiero) a las que analiza habitualmente corren el peligro de sufrir una rebaja de calificación en un periodo de 18 meses, como consecuencia del aumento generalizado del endeudamiento y de un menor nivel de liquidez.

Este aviso llega después de que su homóloga Fitch haya decidido bajar la nota crediticia de BBVA, que ha vivido su primer recorte de rating desde 2012, el momento de máximo apogeo de la crisis de deuda soberana en la eurozona.

Volviendo al informe de Moody’s, la agencia asegura que “la calidad crediticia de las compañías españolas va a seguir debilitándose incluso después de que el Gobierno haya flexibilizado la movilidad, los viajes y el distanciamiento social” y añade que “la interrupción en la actividad económica y empresarial por el coronavirus se ha traducido en un rápido incremento del apalancamiento financiero y ha debilitado la liquidez de las compañías, especialmente aquellas con calificaciones de grado especulativo”. En general, las que tienen más riesgo son las compañías ligadas al sector minorista, al juego y a los servicios a empresas y consumidores.

En este escenario, Víctor García Capdevila, Assistant Vicepresident – Analyst de Moody’s, sostiene que más del 50% de las empresas no financieras calificadas por la agencia podrían sufrir una rebaja de calificación hasta finales de 2021, “ya sea porque su rating está en revisión para una posible bajada o porque su rating tiene una perspectiva negativa".

Como consecuencia de las tensiones de liquidez, la agencia estadounidense cree que aumentará la tasa de insolvencias, que podrían incrementarse los impagos de préstamos y los canjes forzosos de deuda. De hecho, y a pesar de que no da más detalles, Moody’s alerta de que ya tiene identificadas “varias compañías españolas con perfiles crediticios muy frágiles, liquidez débil, apalancamiento elevado y riesgos a la baja en sus rendimientos operativos”.

En esa misma línea, un estudio reciente de Crédito y Caución alertaba de que la crisis del coronavirus está retrasando el pago de facturas a los proveedores y que hasta un 10% de las empresas corre peligro de desaparecer como consecuencia de los impagos provocados por el covid-19. Para un 44% del tejido empresarial provocarán pérdidas de ingresos significativas y un 35% registrará un incremento de sus costes financieros por el repunte de la morosidad. Además, el 15% de los negocios se verá obligado a limitar sus nuevas inversiones y un 20% a frenar su expansión comercial.