Información sobre vivienda y economía

La riqueza inmobiliaria de los españoles, en máximos de casi una década

Autor: Redacción

El patrimonio de los hogares en activos inmobiliarios está en máximos de casi una década. Según los datos del Banco de España, a cierre del primer trimestre las familias tenían una riqueza inmobiliaria de más de 5,5 billones de euros, la cifra más elevada desde verano de 2011.

Solo en el último año, su patrimonio ligado al ladrillo ha subido en unos 166.000 millones de euros, lo que permite que la riqueza se haya recuperado en más de un 30% desde finales de 2013, aupada por varios factores. Entre ellos, la recuperación de las compraventas de inmuebles y la subida de precios después de que el mercado tocara fondo en plena crisis y tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

A esta tendencia generalizada de los últimos años se ha sumado la inversión en activos inmobiliarios (desde viviendas, locales comerciales, oficinas, plazas de garaje...) en un momento en el que los depósitos o los bonos ofrecen un rendimiento escaso.

Según los datos de idealista, en el segundo trimestre del ejercicio, en pleno confinamiento, subió la rentabilidad media de los principales inmuebles en España, hasta alcanzar el 8,2% en las viviendas y rozar el 11% en el caso de los locales comerciales.

En total, la riqueza inmobiliaria supone más de un 70% de la riqueza bruta de las familias (el resto lo completan los activos financieros como depósitos o fondos), toda una señal de que la estructura del ahorro familiar en España sigue estando muy concentrada en los activos inmobiliarios, a pesar de que los hogares continúan apostando por los productos financieros. El patrimonio de los fondos de inversión, por ejemplo, cerraron 2019 con una cifra récord, según la patronal Inverco, mientras que el dinero en cuentas corritenes y depósitos a plazo tocó máximos en el primer trimestre de este año.

Un 447% del PIB

Para entender a cuánto equivale el patrimionio inmobiliario de las familias en España, basta comparar su peso con la economía doméstica. Según el supervisor financiero, la riqueza de los hogares en activos inmobiliarios se sitúa actualmente en el 446,9% del PIB. Es la cifra más alta desde mediados de 2012, aunque sigue muy lejos del más del casi 590% que llegó a suponer en verano de 2007, en plena burbuja inmobiliaria.

Otro dato comparativo es que el patrimonio de las familias ligado al ladrillo supera en más de tres veces el valor de mercado de Apple, la compañía más valiosa de la historia de la bolsa de EEUU y que recientemente ha logrado batir récord al alcanzar una capitalización de dos billones de dólares en Wall Street (en torno a 1,7 billones de euros al cambio actual). Además, prácticamente duplica al PIB de Alemania, la locomotora europea y cuarta mayor economía del planeta, que se situó a cierre del año pasado en 3,45 billones de euros.