Información sobre vivienda y economía

Los emprendedores españoles, los que más invierten en su empresa y en activos inmobiliarios

Autor: Redacción

Los emprendedores españoles de éxito son protagonistas del último informe que ha publicado el banco francés BNP Paribas, en el que la entidad compara a qué destinan el dinero los nuevos empresarios.

La encuesta que ha realizado a miles de emprendedores con un patrimonio superior al millón de euros revela que los españoles son los que más invierten en su propia empresa y en activos inmobiliarios.

En concreto, dedican un tercio de su patrimonio a su negocio y un 18% a activos inmobiliarios. Por tanto, la mitad de sus inversiones están enfocadas en estas dos materias. Además, manejan las mejores expectativas en un futuro a corto plazo.

“Los emprendedores españoles destacan por ser los que más porcentaje de patrimonio destinan a sus empresas (32,2%) y por contar con las mayores expectativas de rentabilidad futura dentro de los países de la eurozona (el 73,1% espera aumento de los beneficios). Además, están por encima de la media en inversión en activos inmobiliarios”, detalla el informe.

¿Y qué cifras registran los principales países del mundo? Aunque la mayor parte de su patrimonio también va destinada a este fin, el esfuerzo es muy inferior. En Europa continental, sin ir más lejos, en ningún país supera el 40% (la cifra más elevada es la de Polonia, con un 40%, mientras que en China, por ejemplo, ronda el 36%, y en Estados Unidos se sitúa en el 39%).

El país analizado que más se acerca a la cifra española es Reino Unido, con un 43%, mientras la media global se sitúa en el 37% (de ese porcentaje, el 20% corresponde a la propia empresa y el 17% restante, a activos inmobiliarios).

Como es lógico, el hecho de que los emprendedores españoles dediquen tanto patrimonio a su negocio y al inmobiliario reduce su peso en otro tipo de inversiones. Por ejemplo, mientras la media global de inversión en renta fija (bonos) se sitúa en el 15%, en el caso doméstico la proporción se sitúa en el 10% y en los países del Golfo se eleva hasta el 45%.

Lo mismo sucede con la inversión en el mercado de valores (bolsa), donde nos colocamos cuatro puntos por debajo del promedio internacional del 13% y lejos de Estados Unidos, líder en esta exposición con un 22%.

También es más reducida la participación en capital riesgo (nuestro 5% está lejos de la media del 9% y del 18% de Holanda), aunque empata en la de hedge funds (5%).