Información sobre vivienda y economía

Renta 2015: Ocho decisiones financieras que puedes tomar este año para mejorar tu próxima declaración

Estamos a siete semanas escasas para que termine el ejercicio 2015. Un tiempo más que suficiente para tomar decisiones que beneficien nuestro bolsillo e incluso que nos permitan ‘maquillar’ nuestra próxima declaración de la renta para obtener el mejor de los resultados posible.

Expertos en asesoramiento financiero, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y el Sindicato de los Técnicos de Hacienda (Gestha) ya han avanzado algunas de sus recomendaciones:

1. Aprovecha la deducción por inversión en vivienda. Todos aquellos contribuyentes que adquirieran su vivienda antes del 1 de enero de 2013 o realizaran aportaciones antes de esa fecha para construirla, ampliarla o rehabilitarla seguirán teniendo derecho a desgravarse el 15% de todo el dinero que hayan aportado a lo largo del presente ejercicio hasta un máximo de 9.040 euros. Esto significa que, en caso de haber pagado dicha cantidad o superior, Hacienda les devolverá 1.356 euros. Ahora bien, no todos los contribuyentes que cumplan este requisito podrán deducirse todo ese dinero (por ejemplo, quien tenga una cuota mensual de la hipoteca de 500 euros, su inversión anual será de 6.000 euros).

En este sentido, la OCU recomienda pagar lo máximo posible en cada ejercicio. “Si se pagan menos de 9.040 euros al año y se está en condiciones de amortizar, lo recomendable sería amortizar por anticipado una cantidad que llegue hasta ese límite, aprovechando la deducción de forma íntegra. Es importante comprobar las comisiones que los bancos pueden comprar por amortizar, ya que también se les aplica deducción. Debemos recuperar que aprovechar la deducción no solo nos permite recuperar 15 de cada 100 euros invertidos, sino también reducir la deuda hipotecaria y ahorrar en el pago de intereses a lo largo del tiempo.

2. Si tienes más de 65 años y vas a vender tu casa, hazlo en 2016. Otra de las recomendaciones que hacen los expertos relacionada con la vivienda es la de retrasar hasta 2016 la venta de una casa en el caso de que el propietario tenga más de 65 años.

¿El motivo? Según Gestha, a partir del 1 de enero todos ellos “no estarán obligados a tributar por las plusvalías que obtengan por la venta de su vivienda siempre que se hayan destinado a crear una renta de ahorro vitalicia (como un seguro de ahorro o un plan de pensiones) en un plazo de hasta seis meses desde la fecha de la transmisión y deberá tener una duración máxima de un año”. Esta exención (cuya cantidad máxima es de 240.000 euros) también se aplica, por ejemplo, sobre las acciones.

3. Comunica cuanto antes los cambios en tu familia. Otro de los consejos que da la OCU es no olvidarse de comunicar a la empresa los cambios que se hayan podido producir en las circunstancias familias del contribuyente, como el nacimiento de un hijo o el pago de una pensión alimenticia. “La cuantía de la retención en la nómina a cuenta del IRPF depende de las circunstancias familiares. Si Hacienda ha cobrado de más, devuelve el dinero”, puntualiza.

4. Retrasa al año que viene el rescate del plan de pensiones. Los expertos también recuerdan que los contribuyentes que estén pensando en rescatar los fondos de su plan de pensiones deben saber que si esperan hasta 2016 pagarán menos impuestos, ya que estos productos tributan como rentas del trabajo. “Aunque aportar a un plan se traduce en un alivio fiscal inmediato, sucede lo contrario cuando el dinero se rescata”, alerta la OCU. Desde Abante Asesores recuerdan que cuando sacamos el dinero de nuestro plan de pensiones tributa como renta del trabajo… y en la parte cara del impuesto, por lo que nos compensa esperar a enero, cuando el tipo máximo bajará en del 47% actual al 45%.

5. Si eres solidario tendrás más recompensa. En la próxima declaración la Agencia Tributaria recompensará mejor que hasta ahora a todos aquellos que colaboren con “ONG, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro se deducirán un 50% sobre los primeros 150 euros y un 27% sobre lo que exceda de dicha cantidad, mientras que hasta ahora se aplicaba una única bonificación: el 25% de lo aportado. Además, está previsto que esta deducción aumente el año que viene”, dice la OCU.

En cambio, y ahora que se acercan las elecciones generales, Gestha recuerda que las aportaciones a los partidos políticos pueden suponer un ahorro de hasta 120 euros el próximo año (un 20% de las cuotas hasta un máximo de 600 euros), mientras que las contribuciones a los sindicatos de trabajadores o colegios profesionales pueden suponer un ahorro de unos 300 euros.

6. Acredita ya que tu familia es numerosa o tiene discapacitados. La reforma fiscal que entró en vigor en enero contempla, además de la famosa ayuda para las madres trabajadores, nuevas figuras de proyección social, que pueden cobrarse en el momento de presentar la solicitud o de forma mensual. Con todas ellas, asegura el Ministerio liderado por Cristóbal Montoro, se pueden recuperar 1.200 euros al año que serán acumulables. Es decir, se puede obtener esa cantidad para cada una de las situaciones familiares. Entre ellas están la familia numerosa (la ayuda se eleva a 2.400 euros anuales si se tienen cinco hijos o más) y los ascendentes o descendientes con discapacidad.

En este sentido, la OCU  aconseja “pedir cuanto antes el certificado de discapacidad a aquellos que consideren que tienen un problema de salud que merezca ser considerado como tal. A partir de un grado del 33% ya existen beneficios fiscales. En esos casos lo mejor es realizar la solicitud administrativa antes de que acabe 2015, ya que tiene efectos desde la fecha en la que se solicita y evitará que no se acepte en caso de faltar algún documento”.

7. Si ahorras no pagarás por ello. El Sindicato de los Técnicos de Hacienda también pone de manifiesto que “quienes tengan la posibilidad de ahorrar podrán disfrutar en la próxima declaración de la exención de los rendimientos positivos que generen los nuevos Planes de Ahorro a Largo Plazo, conocidos como Planes de Ahorro 5, siempre que exista una permanencia de al menos cinco años desde la primera aportación”. Ahora bien, insiste el organismo, teniendo en cuenta que estamos en un entorno de tipos de interés en mínimos históricos, el beneficio fiscal será “muy limitado”, alerta.

8. Pacta la venta de un bien, pero no lo cobres hasta 2016. Otra de las decisiones que se pueden tomar es retrasar a enero la venta de un bien (como un inmueble) para tributar menos por las ganancias patrimoniales. Y es que aquellas ventas de bienes que tengan menos de un año de antigüedad tributarán en la base del ahorro a tipos fijos del 19%, 21% y 23%, por lo que se pagarán menos impuestos. Teniendo esto en cuenta la próxima rebaja, podríamos apalabrar la compraventa en este ejercicio y aplazar el cobro hasta enero para obtener más beneficios y un mejor rendimiento fiscal, al igual que el año pasado. Ahora bien, ese aplazamiento debe estar reflejado ante notario para que el fisco lo de como válido.

En este sentido, la OCU aconseja vender primero los bienes más antiguos y gananciosos (comprados o heredados como muy tarde el 30 de diciembre de 1994). "Ahora existen unas ventajas fiscales que se irán reduciendo con el paso del tiempo, así que aprovecha los coeficientes de abatimiento al máximo. Eso sí, no tomes ninguna decisión sin haber hecho antes cálculos", concluye el organismo.