Información sobre vivienda y economía

AJD, IRPF, Patrimonio y otros impuestos que España cobra más que Europa

Autor: Redacción

Los contribuyentes españoles están sometidos a una maraña fiscal, ya sean gigantes tecnológicos, pequeñas empresas, trabajadores de a pie o hipotecados.

Si comparamos los impuestos que aplica España con los del resto de Europa descubrimos que nuestro país es el que más tributos carga sobre las hipotecas y uno de los más destacados en lo que se refiere al gravamen de las herencias, el patrimonio, las empresas o el trabajo. Resumimos algunos ejemplos que sitúan a nuestro país como uno de los que tienen una mayor carga fiscal en el Viejo Continente:

1. El AJD más alto de Europa

 El Plano de la Sala III del Tribunal Supremo anunció ayer su decisión sobre quién debe pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), más conocido como el impuesto de las hipotecas: es el cliente y no el banco el sujeto pasivo del tributo, por lo que su desembolso debe correr a cargo del consumidor. La decisión rompe con el criterio dictaminado hace apenas dos semanas, cuando inclinó la balanza a favor del hipotecado.

¿Y qué sucede en Europa en esta materia? La respuesta es que este tributo, que en España se sitúa entre el 0,5% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria dependiendo de la CCAA, no existe en todos los países: no lo aplica Reino Unido, ni Alemania, ni Holanda. Además, en los países que sí tienen un gravamen similar (Francia, Portugal o Italia, por ejemplo) el impacto para el cliente es muy inferior. En un préstamo medio de 200.000 euros, en España se pagarían unos 2.800 euros por AJD, mientras que en Italia 500 euros y en Francia, unos 120 euros. 

2. El Impuesto sobre el Patrimonio, casi extinto en Europa

El Impuesto sobre el Patrimonio, que grava el patrimonio neto de las personas físicas, solo existe en España y Francia. Holanda tiene una figura similar, aunque está integrada en el IRPF. Además, el Gobierno liderado por Emmanuel Macron prevé elimininarlo en 2019, lo que nos convertiría en el único socio comunitario con este tributo, con el que las arcas públicas recaudaron más de 1.000 millones de euros en 2016. El Gobierno de Pedro Sánchez quiere elevar el impuesto para los patrimonios que superen los 10 millones de euros, medida con la que espera recaudar unos 340 millones de euros, según los Presupuestos de 2019.

Patrimonio está cedido a las CCAA y Madrid es la única que aplica una bonificación del 100%. Según datos del Consejo General de Economistas REAF, un contribuyente con un patrimonio de 800.000 euros, paga cada año unos 1.160 euros en Aragón y casi 1.100 euros en Extremadura, mientras que en Madrid no paga nada.

3. El tipo más alto de IRPF podría estar a la cabeza de Europa

El Gobierno y Podemos acordaron incluir en los Presupuestos Generales de 2019 una subida del IRPF para las rentas más altas (que incluye dos tramos: el estatal y el autonómico). En el caso de que las cuentas públicas salgan adelante, el mayor gravamen de la renta pasaría del 45% actual al 52%. Sería la quinta cifra más alta de toda la UE, solo superada por Suecia (57,1%), Dinamarca (55,8%), Grecia (55%), Bélgica (53,2%) y Portugal (53%). El alza supondría una recaudación extra de unos 330 millones, según el Proyecto de Presupuestos. 

4. Entre los países que más recauda por las herencias

El Impuesto de Sucesiones es uno de los más polémicos para los contribuyentes. Su misión es gravar las herencias, aunque algunas autonomías como Madrid, Galicia o Castilla y León aplican bonificaciones de hasta el 99%. 

En total, la Administración recauda en torno al 0,2% del PIB gracias a este tributo, lo que se traduce en el quinto porcentaje más alto de la UE. Estamos en línea con Dinamarca, Alemania, Luxemburgo, Finlandia y Reino Unido, y solo nos superan Bélgica (0,7%), Francia (0,5%), Bulgaria (0,3%) y Holanda (0,3%). Hasta 15 países no recaudan nada a través de esta figura. 

5. Las empresas soportan una carga fiscal superior a la media

Un informe reciente de la CEOE, basado en los datos de la consultora PwC y el Banco Mundial, pone de manifiesto que la carga tributaria total de las empresas española supera de largo la media europea y la mundial. Si en nuestro país el tipo real que pagan las empresas sobre sus beneficios se sitúa en el 46,9%, la media comunitaria se sitúa en el 40,9% y el promedio mundial, en el 41,6%. La patronal recuerda que el Estado recauda más por las cotizaciones sociales que pagan las empresas por sus trabajadores que vía IVA o IRPF, dos de las principales fuentes de ingresos públicos. 

6. Europa quiere retrasar la 'tasa Google'

Los Presupuestos de 2019 contemplan la puesta en marcha de un impuesto que deben pagar las grandes empresas tecnológicas, conocida como 'tasa Google'. Ha sido una de las grandes promesas que incluía el acuerdo entre Ejecutivo y Podemos con la que esperan recaudar 1.200 millones de euros el próximo año, pero Alemania y Francia se están planteando ya retrasar su puesta en marcha. 

Los ministros de Finanzas de las dos grandes potencias continentales han propuesto en las últimas horas que el impuesto europeo a las multinacionales digitales empiece a aplicarse a finales de 2020, siempre que la OCDE no alcance un acuerdo contrario.