Información sobre vivienda y economía

España, el país europeo que cobra más impuestos por la firma de una hipoteca

La tributación de las hipotecas está en el punto de mira. Clientes y bancos están pendientes de que el Tribunal Supremo fije el criterio definitivo sobre quién debe pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que grava la formalización de las hipotecas.

Hace dos semanas que la Sala III del Alto Tribunal dictaminó que el pago de este tributo debía recaer sobre los bancos, aunque un día después el propio Supremo anunció que un caso con tanta repercusión económica y social debía ser analizado por el Pleno de dicha Sala. A la espera de conocer la decisión definitiva al respecto, aprovechamos para repasar los impuestos que se pagan en los principales países europeos a la hora de formalizar un préstamo para la adquisición de vivienda.

La lectura principal que se puede extraer de la comparativa europea es que España es el país de entre las grandes economías que cobra más impuestos, aunque no es el único que aplica un gravamen. En Francia, Portugal e Italia también existe un gravamen equivalente al AJD español. En su caso es un impuesto que recae sobre el cliente, aunque es más bajo.

Lo primero de todo es tener claro qué países aplican un impuesto específico a la firma de una hipoteca. Si nos centramos en los principales países europeos, descubrimos que no existe un tributo de estas caracaterísticas en Alemania, Reino Unido ni Holanda. En cambio, Francia, Italia y Portugal sí tienen una figura similar a nuestro AJD.

En el caso luso se trata del ‘Importo do Selo’, mientras que en el italiano es el ‘Imposta Sostitutiva’ y en el francés, de la conocida como ‘Contribution de Sécurité Immobilière’. ¿Qué tienen en común con el AJD? La respuesta es que se aplican sobre los nuevos préstamos con garantía hipotecaria. Además, en los tres casos el impuesto lo asume el cliente, y no el banco, como ha sucedido en España al menos hasta ahora.

Sin embargo, la carga fiscal es mucho más reducida en cualquiera de esos tres países. ¿La prueba? En Portugal e Italia, por ejemplo, el impuesto se aplica sobre el importe del préstamo hipotecario, mientras que en Francia se aplica sobre una cantidad equivalente a 1,2 veces el préstamo. En España, sin embargo, se establece sobre la responsabilidad hipotecaria, que suele suponer entre 1,4 y 1,5 veces el importe del préstamo.

En concreto, y como explican desde idealista/hipotecas, "la responsabilidad hipotecaria incluye el principal del préstamo, los intereses, las costas y los gastos, y determina la cantidad máxima por la que responde el inmueble en caso de ejecución hipotecaria". 

Suma y sigue, porque también es elevado el tipo impositivo que se aplica. En el caso español, la cuantía depende de la región en la que se firme la hipoteca, aunque la horquilla se mueve entre el 0,5% y el 1,5%. En Portugal, en cambio, se paga un 0,6% (y del importe del préstamo, que es inferior a la responsabilidad hipotecaria), mientras que en Italia se aplica un 0,25% (en el caso de segundas residencias es un 2%) y en Francia, un testimonial 0,05%.

Para entender las diferencias entre los países pondremos como ejemplo una hipoteca de 200.000 euros para adquirir una vivienda habitual. ¿Cuántos impuestos se pagarían en cada caso?

España: 2.800 euros

Portugal: 1.200 euros

Italia: 500 euros

Francia: 120 euros

Reino Unido, Alemania y Holanda: 0 euros

A la vista de las cifras, los expertos piden claridad en materia hipotecaria y una revisión de los impuestos que se pagan por la formalización de un préstamo.  “Si realmente queremos fomentar la compra de vivienda para quienes tienen una menor capacidad de ahorro, sobre todo a los jóvenes, deberíamos plantearnos reducir la carga fiscal, en la línea del resto de países europeos”, concluye Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.