Información sobre vivienda y economía

Los notarios apremian al Gobierno a que apruebe los testamentos y poderes por videoconferencia

Freepik
Freepik

La crisis del coronavirus ha impulsado la búsqueda de todo tipo de soluciones tecnológicas, incluso en asuntos tan aparentemente complejos como hacer un testamento o conceder un poder notarial para que otra persona realice un trámite en nombre propio.  

Según explica a idealista/news José Corral, decano del Colegio Notarial de Cantabria y portavoz del Consejo General del Notariado, el organismo presentó al Gobierno hace ya dos meses una propuesta que permite realizar un testamento o conceder un poder notarial a través de una videoconferencia y con todas las garantías legales. Una iniciativa que va dirigida principalmente a las personas vulnerables (mayores, personas con una salud delicada...) y que tiene como principal objetivo evitar que acudan físicamente a una notaría y que se contagien del covid-19.

“Es un problema que está pasando y es muy grave. En las últimas semanas estoy recibiendo prácticamente una llamada al día relacionada con este tema. Nos estamos encontrando con operaciones de venta de inmuebles que no se pueden llevar a cabo porque uno de los titulares no puede o no quiere desplazarse hasta la notaría, y también con mayores que quieren dejar hecho el testamento por precaución. Antes de la llegada del coronavirus el notario iba al domicilio o la residencia de mayores y se solucionaba, pero ahora no podemos hacer eso. Si tenemos que ir de residencia en residencia o de casa en casa, el riesgo de contagio sería muy elevado”, explica Corral.

La propuesta que presentó el Consejo General del Notariado al Ministerio de Justicia y a la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública exige una reforma legal (ya que se trata de funcionarios públicos), que debe ser ratificada por el Consejo de Ministros vía Decreto ley. A pesar de que en las últimas semanas los notarios aseguran que han tenido muchas conversaciones con el Ministerio liderado por Juan Carlos Campo, y que estaba interesado en saber cómo se pueden potenciar los trámites notariales por vía telemática, fuentes del organismo aseguran que todavía están estudiando la propuesta.

En qué consiste la iniciativa

Lo que proponen los notarios es que una persona pueda realizar diferentes trámites a través un ordenador, un móvil o una tableta: desde crear una sociedad limitada hasta conceder un poder notarial o electoral, pasando por hacer un testamento.

“En vez de acudir a una notaría, la propuesta es hacerlo por videoconferencia para evitar riesgos sanitarios. Y la forma sería muy fácil: entrar en la web de los notarios, elegir el que el ciudadano quiera, cerrar una cita y, durante la videoconferencia, el notario le haría unas preguntas y le pediría que se acredite para confirmar su identidad”, sostiene Corral.

En el caso de conceder un poder notarial, y como previamente a la fecha de la videconferencia el ciudadano dice al notario qué trámite quiere realizar, éste le pediría que enseñara el DNI y repasaría los datos del apoderado antes de certificarlo.

El proceso se simplifica si el ciudadano dispone de firma electrónica o DNI 3.0, aunque también puede formalizarse si no lo tiene. Como está pensando sobre todo en las personas de edad avanzada, bastaría con introducir una especie de número PIN que le llegaría al teléfono móvil para poder firmar el trámite.

Los notarios aseguran que, en el futuro, la firma de un testamento por videollamada solo estaría permitida en momentos de pandemia como el actual, mientras que esa opción sería permanente en el caso de conceder un poder notarial. Como antecedente está el desarrollo que se está llevando a escala europea para que cada país trasponga a su ordenamiento jurídico antes de verano de 2021 una directiva comunitaria que permite crear una sociedad limitada por videoconferencia.

Con esta ‘prueba piloto’ como telón de fondo, el Consejo General del Notariado recuerda que durante el estado de alarma también han apostado por otras iniciativas telemáticas para poder formalizar las moratorias de las hipotecas o autorizar pólizas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de forma ágil y segura. Y también insiste en que tiene la segunda red tecnológica más potente de España, solo superada por la de Hacienda, y que su nivel de infraestructura digital le permitiría crear nuevas funcionalidades en un plazo de tiempo muy corto. “Bastaría crear un espacio nuevo en la propia web del notariado para poder ponerlo en marcha”, concluye el organismo.