Información sobre vivienda y economía

La banca avanza en la guerra hipotecaria: las mejores ofertas a tipo fijo en el arranque de 2021

Repasamos la letra pequeña de los préstamos más atractivos del momento

La guerra hipotecaria avanza en estos primeros compases del año nuevo, y sobre todo en el terreno del tipo fijo. Si en otoño el interés de los mejores préstamos para la compra de vivienda se movía entre el 1,45% y el 1,85%, ahora encontramos varias ofertas de hasta el 1,6%.

Según los datos que maneja idealista/hipotecas, las hipotecas fijas más competitivas del momento son las que ofrecen Evo Banco, Kutxabank, BBVA, Sabadell y Bankinter, aunque para conseguir los mejores números es necesario que el cliente se aplique bonificaciones, como por ejemplo domiciliar la nómina, contratar seguros de hogar y vida y, en algunos casos, abrir un plan de pensiones o contratar un seguro de protección de pagos que se activa en caso de pérdida del empleo. Además, son varias las entidades que establecen comisión por la cancelación anticipada del préstamo que contempla la ley. Repasamos la letra pequeña de cada uno de estos préstamos a tipo fijo para la compra de vivienda habitual.

Hipoteca fija a 30 años de Evo Banco

El primer préstamo del ranking es el que ofrece actualmente Evo Banco. Sus principales ventajas son la ausencia de comisiones, su bajo tipo de interés, y las pocas bonificaciones que debe aplicarse el cliente para conseguirlo, así como la posibilidad de contratarla a un plazo de entre 20 y 30 años.

En concreto, la entidad sitúa el tipo de interés de esta hipoteca en el 1,29% (1,6% TAE), lo que se traduce en una cuota cercana a los 503 euros mensuales para un importe solicitado de 150.000 euros a devolver en 30 años. Permite financiar hasta el 80% del precio de compra y no tiene comisión de apertura ni tampoco penaliza la amortización anticipada, ya sea parcial o total. Otra ventaja es que ofrece dos seguros gratis para el titular (en el caso de que haya más de uno, será para el que aporte mayores ingresos): el seguro de vida durante un año y el seguro de protección de pagos durante dos años.

Ahora bien, para conseguir esas condiciones, es necesario domiciliar la nómina y contratar el seguro de hogar. En ausencia de estas bonificaciones, el tipo de interés fijo asciende hasta el 1,49% (1,75% TAE). Otra cuestión que se debe tener en cuenta es que el banco establece una política de riesgos muy restrictiva a la hora de captar nuevos clientes.

Hipoteca fija a 25 años de Kutxabank

La entidad vasca se cuela en el ranking de las mejores hipotecas fijas en enero de 2021 con un préstamo al 1,35% de interés (1,68% TAE), lo que dejaría la cuota mensual en unos 589 euros para un importe de 150.000 euros. Una cifra superior a la de la competencia ya que la vida del préstamo es cinco años inferior (25, en lugar de 30).

Otra de sus ventajas es que permite financiar hasta el 90% del precio de compra (e incluso llegar al 100%, siempre que la operación cuente con el visto bueno del departamento de riesgos de la entidad) y que hay margen para negociar las bonificaciones. En líneas generales, es necesario que el cliente domicilie la nómina, que contrate el seguro de hogar y otro de vida, y que abra un plan de pensiones en Kutxabank.

Si no se cumplen estas condiciones, el tipo de interés de la hipoteca se eleva hasta el 2,35% (2,50% TAE). En lo que se refiere a las comisiones, la entidad establece un 0,25% por la apertura del préstamo, así como el interés legal a la hora de amortizar capital de forma anticipada, ya una cancelación parcial o total. Así, puede aplicar un máximo del 2% del importe reembolsado durante los primeros 10 años de vida de la hipoteca y del 1,5% en el caso de que el pago se produzca pasado ese plazo.

Hipoteca fija a 30 años de BBVA

BBVA también se hace un hueco en la lista de los bancos con los préstamos fijos más destacados del arranque de año. En su caso, el tipo de interés se sitúa en el 1,45% (2,32% TAE), lo que supone pagar una cuota de unos 514 euros mensuales para un importe de 150.000 euros.

¿Las ventajas? No tiene comisión de apertura y establece menos bonificaciones que otros competidores como Kutxabank, Sabadell o Bankinter: para conseguir ese interés basta con domiciliar la nómina y contratar los seguros de vida y hogar. En caso de no hacerlo, el interés se eleva hasta el 2,45% (2,93% TAE).

Esta hipoteca se puede contratar a un plazo de 30 años, permite cubrir hasta el 80% del precio de compra de la vivienda habitual y tiene comisión por la cancelación anticipada. El máximo es un 2% del capital reembolsado si el pago se produce en los primeros 10 años de vida del préstamo. A partir del undécimo año, el límite baja al 1,5%, tal y como establece la ley hipotecaria.

Hipoteca fija a 30 años de Sabadell

La entidad catalana también entra en la guerra hipotecaria a tipo fijo con un préstamo sujeto a un interés del 1,6% (2,71% TAE), lo que equivale aproximadamente a unos 525 euros de cuota mensual para un importe de unos 150.000 euros.

Permite financiar hasta un 80% del precio de compra y no tiene comisión de apertura, aunque sí establece una penalización por la amortización anticipada (parcial y total) y establece varias condiciones para poder beneficiarse del tipo más competitivo. En concreto, es necesario domiciliar la nómina, contratar el seguro de hogar y el de vida, así como contratar un seguro de protección de pagos, para cubrirse ante una hipotética pérdida del empleo del cliente. Y si no accede a aplicarse estas bonificaciones, el tipo de interés del préstamo escala hasta el 2,6% (3,25% TAE).

En el caso de la comisión por cancelación, establece los límites que marca la ley, en línea con el resto del sector; esto es, un máximo del 2% del capital adelantado en los primeros 10 años de vida del préstamo y del 1,5% a partir de ese momento.

Hipoteca fija a 30 años de Bankinter

El quinto préstamo fijo más atractivo del momento es el que ofrece Bankinter. Al igual que Sabadell, establece un tipo de interés del 1,6% (2,28% TAE), lo que supone pagar una cuota mensual cercana a 525 euros para una hipoteca de 150.000 euros.

Además de establecer un tipo de interés más reducido que la mayoría del mercado, destaca por las ventajas que ofrece su cuenta nómina, que remunera al cliente con hasta un 5% TAE el primer año y hasta un 2% el segundo, con un saldo máximo de 5.000 euros.

Ahora bien, también hay que tener en cuenta que el préstamo establece varias comisiones y qué condiciones se deben cumplir para poder pagar un interés fijo inferior a la media histórica del euríbor. Así, al abrir la hipoteca el cliente debe pagar un 1% (con un mínimo de 500 euros), mientras que a la hora de realizar un pago anticipado (ya sea de una parte o del total) aplica la penalización máxima que permite la ley: un 2% del importe reembolsado en los primeros 10 años y un 1,5% a partir de entonces.

Por otro lado, la entidad establece como bonificaciones la domiciliación de la nómina, la contratación de los seguros de hogar y vida, y la apertura de un plan de pensiones. Si no se cumplen estos requisitos, el tipo de interés pasa del 1,6% al 2,9% (3,23% TAE).

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.