Información sobre vivienda y economía

Los cambios que puedes hacer en casa para ahorrar dinero en tus facturas

Pixabay
Pixabay
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Este año 2021 también va a ser complicado a nivel económico, pandemia de por medio. Por eso, ahorrar en las facturas siempre viene bien. Si sigues estos consejos y recomendaciones verás que, por un lado, ahorrarás energía y pagarás menos a final de mes. Todo beneficios.

  • Muebles que aíslan del frío. Si pones las manos en las paredes que dan al exterior notarás que están más frías que el resto. Lógico. Un consejo: si tienes librerías o armarios en el comedor, ponlos en las paredes que dan al exterior, de esta forma crearás una cámara aislante que evitará que se escape calor.
  • Ya hemos contado en más de una ocasión que por las ventanas y las puertas se suele ir el calor de la casa (o colar el frío). Si tu presupuesto no te da para cambiar ventanas, refuerza las que tienes. Instala, por ejemplo, una doble ventana en vez de cambiarla.
  • Invierte en la caldera: ya sabemos que es un gasto importante (hay que contar por lo poco, con 1.500 euros). Si tienes que sustituir, elige una de condensación porque suelen ahorrar entre un 20% y un 30%.
  • Cambio de luces. También hemos hablado en más de una ocasión de los beneficios de las bombillas Led. Por ley, ya no se pueden fabricar bombillas incandescentes, halógenas o de bajo consumo. Con las Led ahorras cerca de un 80% del consumo en iluminación.
  • Suelos acogedores. Si tus habitaciones están orientadas al sur, merece la pena poner suelos de piedra oscura, ya que absorben el calor del sol directo. Son emisores térmicos y si en verano no reciben sol, son más frescos que los de madera.
  • Compra persianas antifrío. Fíjate antes de comprarlas en su transmitancia térmica, que debe ser inferior a 2 (vendrá indicado en el embalaje). Las más eficientes son las de aluminio con lamas rellenas de poliuretano inyectado.
  • La domótica es tu amiga: estos sistemas te ayudan a reducir el gasto total en energía. Puede bajar casi un 30%. Un sistema domótico que controle electrodomésticos, persianas, ventanas y climatización cuesta a partir de 900-1000 euros.
  • Ahorra agua: si tienes que cambiar grifos, apuesta por grifos inteligentes, así como por otros mecanismos como una cisterna de doble descarga y alcachofas de ducha “eco”. Si pones un aireador en el grifo de la cocina gastarás la mitad de agua.
  • Pásate a electrodomésticos Eco: siempre que puedas, escoge aparatos con clasificación A+++, A++ o A+. Un ejemplo: una lavadora clase A+++ ahorra unos 65 euros anuales en electricidad. El frigorífico consigue ahorrar mucho más: 400 euros o más.
  • Dale luz natural a la casa, lo que te permitirá tirar menos de electricidad. Si lo tienes fácil, derriba tabiques, por ejemplo, entre la cocina y el salón. Además, te permitirá ganar sensación de espacio.