Información sobre vivienda y economía

La agencia Fitch es el organismo que sitúa a España más cerca de cumplir el déficit este año

Autor: Redacción

La agencia de calificación crediticia Fitch ha roto una lanza a favor del Gobierno a menos de dos meses de que se celebren las elecciones generales y ha confirmado la nota de solvencia a largo plazo de España en BBB+ con perspectiva estable, lo que significa que confiere a la deuda doméstica una calificación de aprobado alto.

Además de haber renovado el rating, Fitch ha actualizado su cuadro macro sobre las principales variables de nuestra economía. Por ejemplo, cree que este año creceremos un 3,1%, que en 2016 el alza será de un 2,5% y en 2017, de un 2,2%. También señala que el potencial de crecimiento del PIB español a medio plazo es de un 1,5%.

Y, curiosamente, cree que el déficit público cerrará el año alrededor del 4,3%, un nivel que está más cerca de lo que espera el Gobierno que de lo que estiman los organismos internacionales y los servicios de estudios de la banca nacional y extranjera.

El Ejecutivo sigue insistiendo en que cumplirá el objetivo que ha pactado con Bruselas (dejar el déficit este año en el 4,2% del PIB, frente al 5,8% de 2014), aunque el mercado da por hecho que no podrá conseguirlo. Según recopila el diario Expansión, el Fondo Monetario Internacional, por ejemplo, cree que el déficit se quedará ligeramente por encima del 4,4%, mientras que la Comisión Europea y BBVA Research adelantan que el dato definitivo rondará el 4,5%, un nivel que coincide con el panel de Funcas (que recoge las previsiones de organismos públicos y empresas privadas) . En cambio, el banco estadounidense Citi y el británico HSBC lo elevan hasta el 4,6%.

Pero, ¿por qué Fitch está más en línea con la previsión gubernamental que con el resto del mercado? Según la agencia, “España se está beneficiando de una fuerte recuperación económica con el crecimiento más rápido de todos los miembros de la eurozona” y, como el avance ha sido más rápido de lo que estimaba la firma, ha decidido revisar al alza las previsiones que había realizado el pasado mes de abril.

La agencia de calificación también asegura que la demanda doméstica (es decir, la interna) es la que está predominando en la que ha bautizado como “recuperación cíclica”, en la que también está participando el entorno de unos tipos de interés en mínimos históricos (el Banco Central Europeo mantiene el precio del dinero en el 0,05% desde septiembre de 2014).

Según Fitch, ese crecimiento más fuerte de lo esperado y los tipos en mínimos están “teniendo un impacto favorable en el equilibrio presupuestario que podría permitir a España vivir el mayor recorte del déficit en la eurozona al pasar del 5,8% de 2014 al 4,3% este año y al 3,1% en 2016”.