Información sobre vivienda y economía

Los expertos descartan nuevas elecciones y defienden la fortaleza económica de España

España está viviendo un momento histórico. Ya han pasado más de 50 días desde que los ciudadanos depositaron los votos en las urnas y todavía no está claro si los partidos con mayor representación encontrarán la fórmula para formar Gobierno o si la falta de entendimiento nos está empujando hacia una nueva cita electoral.

Pero parece que bancos, economistas y empresarios tienen claro que la incertidumbre durará poco, que no habrá unos nuevos comicios y que las turbulencias políticas que estamos viviendo no impedirán que el PIB doméstico crezca más de un 2,5% a lo largo del año.

“Nuestra visión del mundo en general y España en particular es positiva, a pesar de las turbulencias con las que ha empezado 2016. La fragmentación parlamentaria y la incertidumbre política no son buenas para el consumo, ni para la inversión, pero esta situación sólo se convertiría en un problema si se alargara en el tiempo, algo que de momento no contemplamos. Esperamos que la incertidumbre desaparezca a corto plazo”, explica Clàudia Canals, economista del área de planificación estratégica y estudios de CaixaBank.

Fuera de nuestras fronteras tampoco parece haber una preocupación excesiva por esta problemática interna, sobre todo al otro lado del Atlántico.

“Todavía están menos preocupados los inversores de Canadá o Texas que yo como gestor”, opina Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes, mientras que Juan Barba, socio de Meridia Capital, puntualiza que “los inversores europeos sí están preguntando más por la evolución de los acontecimientos, pero los estadounidenses no porque están más centrados en las incertidumbres globales y en sus propios populismos de izquierdas y derechas”.

En esa misma línea se mueve Javier Parra, Regional Director for Spain de IE Business School, que a principios de febrero asistió a un encuentro en Londres entre el propio IE, la consultora KPMG y Hacienda y medio centenar de inversores internacionales, entre los que estaban los bancos de Goldman Sachs, Bank of America-Merrill Lynch, JP Morgan, Morgan Stanley y Deutsche Bank, la consultora JLL y el fondo de inversión Blackstone. En esta cita, asegura, los grandes inversores mundiales dieron por hecho que la incertidumbre política se solucionará, como mucho, en dos meses y que hasta entonces seguirán en modo 'wait and see'.

El Senado y Europa, doble garantía

El experto de IE Business School insiste en que al capital extranjero le tranquiliza que en el Senado exista mayoría absoluta del Partido Popular, porque actuará como vigilante del Congreso y podrá frenar las decisiones de la Cámara Baja que la formación no apruebe. “Les genera seguridad jurídica y económica”, confiesa Parra.

Por otro lado, Caixabank recuerda que, sea cual sea el signo del próximo Ejecutivo, se encontrará con el corsé de Europa. Al igual que sucedió con el de Alexis Tsipras en Grecia, los socios comunitarios no permitirán que España se desvíe de la senda marcada y eche por tierra las mejoras que ha logrado gracias a las reformas. No debemos olvidar que somos la cuarta potencia de la eurozona (por detrás de Alemania, Francia e Italia) y la quinta más importante de toda la Unión Europea (incluyendo a Reino Unido), por lo que las turbulencias que se puedan producir en España afectarán al Viejo Continente.  

Así pues, y a la espera de conocer la evolución de los acontecimientos, BBVA Research de momento limita el impacto de la incertidumbre sobre la política económica a un 0,2% del PIB este año y al 0,3% hasta 2017 si el conflicto dura menos de medio año (si se supera dicho plazo las consecuencias serían mayores), y reitera que la recuperación seguirá su curso.

España crecerá más de un 2,5%

Aunque en el mes de enero se ha producido una fuerte caída de la confianza del consumidor y una ralentización de la actividad del sector servicios, el consenso de organismos nacionales e internacionales apuesta por un crecimiento económico de España superior al 2,5% para este año, incluidos el Fondo Monetario Internacional (FMI) y  la Comisión Europea (CE).

Y es que, según los expertos, los fundamentales de la economía doméstica justifican la continuidad de la recuperación a lo largo del próximo bienio. Según el servicio de estudios BBVA, el PIB avanzará un 2,7% en este ejercicio y otro 2,7% en 2017, mientras que el de Caixabank vaticina una décima más (2,8%) al menos en 2016.

“A pesar de todas las incertidumbres el pronóstico es bueno. Hemos hecho muchos esfuerzos y las perspectivas siguen siendo positivas tanto en términos de crecimiento económico como de empleo”, asegura Caixabank Research, que sitúa la tasa de paro por debajo del 20% en 2016, igual que Bankinter. De cara al próximo año, BBVA incluso no descarta que se reduzca hasta el 17,5%.