Información sobre vivienda y economía

España exprime el ‘Plan Juncker’: es el segundo país que ha recibido más fondos europeos

Autor: Redacción

España es uno de grandes beneficiarios del famoso ‘Plan Juncker’, un programa de ayudas que puso en marcha la Unión Europea hace dos años con el objetivo de impulsar las inversiones en la región.

Estas ayudas, que han sido bautizadas con el nombre del presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, estarán vigentes hasta mediados de 2018 para repartir un total de 315.000 millones de euros. De dicha cantidad, ya se ha inyectado el 52%, y nuestro país es el segundo que más recursos ha captado.

Según los datos del Ministerio de Economía, que beben de los informes de la Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), España captó 2.700 millones de euros durante el año pasado, la segunda cantidad más alta del ranking, lo que eleva el montante total captado a 3.420 millones de euros en los dos ejercicios que lleva vigente el plan.

Esta cantidad supone un 9,5% del dinero repartido entre todos los países comunitarios, ha ido destinada a 40 proyectos y ha supuesto una inversión movilizada estimada de unos 23.000 millones de euros. Tan solo Italia ha recibido más fondos europeos.

Fuente: Comisión Europea
Fuente: Comisión Europea

“A nivel sectorial, las pymes y las empresas de mediana capitalización han sido las principales receptoras de fondos del Plan Juncker, con un 40% del total obtenido a través de la ventanilla de Innovación e Infraestructuras (IIW), gestionada por el BEI, y un 100% de la ventanilla Pyme, gestionado por el Fondo Europeo de Inversiones (FEI). Destacan también por su peso en la financiación los proyectos destinados a la eficiencia energética y a la acción climática”, detalla el Ministerio liderado por Luis de Guindos.

Según Economía, este programa de ayudas se apoya en tres pilares fundamentales. El primero es el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (EFSI), que constituye el brazo financiero del plan y cuya misión es financiar proyectos que por sus características no han podido ser financiados por el BEI, pero que tienen gran interés. Los proyectos son analizados por un comité independiente que selecciona los mejores según su viabilidad y atractivo económico.

El segundo pilar es la creación de un centro europeo de asesoramiento para la inversión y el portal europeo de proyectos de inversión, cuyos objetivos son garantizar que la inversión llegue a la economía real.

El tercer pilar es la mejora del entorno de inversión a través de la supresión de obstáculos y la mejora del marco regulatorio, impulsando la creación de la unión de mercados de capitales.