Información sobre vivienda y economía

Qué bancos se llenan el bolsillo con las emisiones de bonos de las inmobiliarias

Las tres principales entidades españolas, entre las protagonistas de las operaciones

Pixabay
Pixabay
Autor: Redacción

El primer semestre del año, y más concretamente los meses de mayo y junio, han sido el escenario de una avalancha de emisiones de bonos protagonizadas por las mayores socimis y promotoras inmobiliarias españolas. En total, se han colocado a precios competitivos títulos por cerca de 2.000 millones de euros. Una cifra extraordinaria en la que hay otros grandes ganadores: los bancos que han diseñado y dirigido las operaciones.

Las emisiones han resultado todo un éxito que comparten las inmobiliarias con la veintena de entidades financieras que han actuado como coordinadores, 'bookrunners' o encargados de llevar el libro de órdenes de los inversores y, en un escalón inferior, los 'comanagers'. Todos ellos se han embolsado jugosas comisiones, que se han concentrado en unas pocas semanas en las que el sector ha apelado como nunca a los mercados.

Vía Célere abrió fuego a mediados de marzo con la emisión del primer bono verde 'high yield' de una promotora residencial en Europa. En la operación, de 300 millones de euros en un plazo de cinco años con un cupón del 5,25%, participaron el estadounidense JP Morgan, el alemán Deutsche Bank, el suizo Credit Suisse y los españoles Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell. Un grupo que, en mayor o menor medida, se han encontrado en muchas de las operaciones posteriores.

Sobre todo en las más grandes, como las protagonizadas por las dos grandes socimis del Ibex 35, Colonial y Merlín, de 500 millones de euros en ambos casos. En la emisión de la primera participaron hasta 14 entidades, que cumplieron con creces con los objetivos. La demanda multiplicó por tres la oferta de títulos de Colonial, que emitió al 0,75% a un plazo de ocho años. Por su parte, Merlin Properties colocó con el coste más bajo de su historia a nueve años.

La operación, destinada a amortizar los bonos de Merlin con vencimiento en 2022, con un cupón del 2,375%, contó entre otros con Citi, ING, Mediobanca, Société Générale o Crédit Agricole. Un elenco de primeros espadas que, con mayor o menor asiduidad, aparecen en el resto de operaciones que ha completado el sector en un primer semestre pletórico de emisiones que ha llenado las alforjas de los grandes del sector inmobiliario español.

Por ejemplo, Deutsche Bank, BBVA y CaixaBank aparecen en los sindicatos de cuatro de las operaciones realizadas en España en la primera mitad del año. Mientras, Santander y JP Morgan repiten en tres ocasiones en el conjunto de las emisiones, que completan las promotoras Aedas y Neinor. La primera colocó en mayo un bono verde por importe de 325 millones de euros con un tipo de interés anual del 4% y con vencimiento en agosto de 2026. Es la operación más elevada lanzada nunca por una promotora.

La emisión de Aedas obtuvo una sobredemanda de cinco veces, prácticamente igual que la de su gran competidor Neinor, que colocó 300 millones al 4,5% en la primera emisión de bonos de su historia. Deutsche Bank y JP Morgan lideraron una operación. A otra escala, Metrovacesa remata esta avalancha de bonos inmobiliarios españoles con un programa de 100 millones de euros en el Marf para la financiación de nueva vivienda en alquiler.