Información sobre vivienda y economía

¿Tienes perfil de expatriado? Claves para que tu empresa te mande al extranjero

Autor: @javierpicazo

Con la crisis cada vez más empresas han optado por ampliar mercado e incrementar su presencia en el extranjero. Para ello, buscan a su “mirlo blanco”, un empleado que albergue características únicas que permitan a la empresa desarrollar con garantías el negocio en el exterior y formar al equipo de locales. Según los expertos de recursos humanos de ey abogados (antes ernst&young) debe ser un trabajador que tenga mucha facilidad para integrarse y cuente con amplia experiencia, aunque su perfil debe recoger varios puntos imprescindibles para que la misión internacional de la firma no termine en fracaso

A pesar de que han cambiado bastante las condiciones económicas de los expatriados, lo normal es que las multinacionales ofrezcan incentivos como planes profesionales y económicos de repatriación, primas por desplazamientos y condiciones adversas, beneficios o una retribución muy superior a la del país de origen (aunque cada vez las condiciones son menos sugerentes)

Para optar a ello, el "elegido" debe tener un perfil ideal que pueda responder al reto de adaptarse a las particularidades del destino y aporte la mayor experiencia profesional. Cualidades para las que necesita, según los consultores de ey abogados, estas características:

1.- competencia técnica: es la piedra angular de un expatriado. El candidato debe contar con amplios conocimientos tanto de la labor que debe desempeñar como de la empresa a la que pertenece. En este sentido, lo normal es que se seleccionen perfiles que hayan demostrado facilidad para moverse bien en otros entornos diversos al de la matriz y entre 8 y 10 años de experiencia profesional

2.- relaciones personales: el elegido deberá “ser una persona que genere confianza rápidamente”, flexible y con gran capacidad integradora y de aprendizaje, tal y como detalla el director de human capital de 'ey abogados', óscar izquierdo Pérez. Además, el expatriado debe ser un buen comunicador

3.- conocimiento del país: lo normal es que la persona seleccionada haya estado en el país, ya sea de vacaciones o durante otras negociaciones. Esto ayuda a que el expatriado sepa lo que se va a encontrar. Además se valora mucho la empatía y la capacidad para comprender la realidad profesional y personal de los trabajadores locales

4.- conocimiento en idiomas: obviamente debe ser una persona capaz de manejarse en varios idiomas, aunque se valora especialmente que conozca el idioma de destino, siempre que sea posible y dentro de unos márgenes. En este sentido, no es lo mismo trabajar en ciertos países de Asia o áfrica, con idiomas muy complejos, a ser trasladado a eeuu o latinoamérica

5.- flexibilidad familiar: el perfil habitual de un expatriado es el de un hombre (72% de los casos), soltero y sin cargos familiares. Se trata de cualidades que pueden evitar problemas en el futuro. En el caso de que cuente con familia, el programa de selección debe cerciorarse de que su asignación no suponga un fracaso por este concepto. Para una empresa es muy importante gestionar las expectativas de un posible expatriado, conociendo su situación familiar y personal. La media en el destino suele rondar los 2-5 años

6.- liderazgo y orientación a resultados: en los casos en los que sea necesario se valorará mucho su capacidad para gestionar equipos y tomar decisiones “en caliente”. Además lo normal es que sea el tipo de empleado habituado a cumplir con sus objetivos, dar resultados y lograr abrir oportunidades de negocio