Información sobre vivienda y economía

Los trabajadores de la construcción cobrarán este año, como mínimo, entre 15.500 y 18.000 euros

Autor: Redacción

La Confederación Nacional de la Construcción (CNC) y las federaciones sindicales han pactado la remuneración mínima bruta de los empleados de la actividad constructora para 2015 que, según el Boletín Oficial del Estado (BOE), se incrementará un 0,6% respecto a 2013. Dependiendo del nivel del trabajador, el sueldo estará entre 15.480 y 17.965 euros.

A pesar de que el acuerdo de aumentar los salarios se alcanzó en abril, fue ayer cuando lo recogió el BOE, que explica textualmente lo siguiente: “los agentes sociales han convenido como gesto de responsabilidad y compromiso, así como con objeto de estabilizar la creciente situación de la economía española y de cara a impulsar al sector, recuperar su actividad y dar estabilidad a las relaciones laborales colectivas e individuales, fijar el incremento para el año 2015 en un 0,6%”.

La medida, que tiene efectos desde el pasado 1 de enero y que toma como referencia los sueldos pagados en el año 2013, establece diferentes retribuciones mínimas en función del nivel del empleado, aunque todas ellas se encuentran entre 15.480,12 euros (nivel XII) y 17.965,25 euros (nivel II).

De los once niveles que existen, tres contemplan retribuciones mínimas por encima de los 15.000 euros brutos al año, mientras que otras cuatro fijan más de 16.000 y otras cuatro, más de 17.000.

El pacto, alcanzado entre  las federaciones sindicales de FECOMA-CCOO y MCA-UGT y la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) dentro del V Convenio General del Sector de la Construcción (CGSC), remarca la necesidad de dar un nuevo impulso al sector en términos de capital humano y pide a la Administración que apueste por las obras públicas.

“Dado que la contratación de obra privada se encuentra prácticamente paralizada y la licitación pública –estatal, autonómica y local– muy baja, se hace imprescindible moderar el debate de los incrementos salariales hasta que se impulse de nuevo la actividad de la Industria en España. En este sentido, se vuelve a hacer un llamamiento a las especiales dificultades por las que están  atravesando empresas y trabajadores y la necesidad de revitalizar la obra pública como pieza imprescindible de nuestra  recuperación”, concluye el texto publicado en el BOE.

Subida para los contratados

Hay que tener en cuenta que no todos los que se dedican a esta actividad disfrutarán de este incremento en las retribuciones brutas mínimas: este repunte, de forma oficial, está reservado a aquellos trabajadores que tengan un contrato. A cierre de abril, había 1,023 millones de afiliados a la Seguridad Social vinculados a la construcción.

Y no podemos olvidar que este sector es muy importante en la economía sumergida de España. Según la Federación de Organizaciones Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA), los profesionales a la construcción están siendo unos de los más perjudicados por el pago en negro, junto a los transportistas, empleados de hostelería, mecánicos y peluqueros.

Mejora el empleo y baja el paro

La construcción está siendo protagonista en la recuperación del mercado laboral en España. Según los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, más de 121.000 profesionales del sector de la construcción han salido de la lista del paro en los últimos doce meses, lo que representa más de uno de cada tres casos.

Además, los afiliados vinculados al negocio constructor y a la actividad inmobiliaria han protagonizado las alzas interanuales más destacadas dentro del régimen general de trabajadores y suben más que la media en el de autónomos en términos interanuales.