Información sobre vivienda y economía

El empleo y el consumo crecen más en España que en los grandes de Europa… pero no los sueldos

Autor: Redacción

El último boletín económico que ha publicado el Banco Central Europeo (BCE) no deja lugar a dudas: España está a la cabeza de la eurozona en creación de empleo y repunte del consumo privado. Dos variables que están estrechamente vinculadas y que en los últimos meses están reforzando las finanzas de los hogares.

Según los datos de la máxima autoridad monetaria en la zona comunitaria, el número de asalariados en nuestro país se ha incrementado cerca de un 2,6% interanual en el segundo trimestre del año, una cifra que nos permite más que duplicar la media de la eurozona (cercana al 1%) y superar en más de cinco veces los registros de países como Italia y Francia (cuyos incrementos no alcanzan el 0,5%). También salimos mejor que Alemania (donde el número de asalariados ha aumentado un 1%), Portugal (roza el 2%) e Irlanda (2,1%).

Otra de las comparativas en las que España tiene una posición destacada es la mejora del consumo privado real, donde volvemos a estar por encima de los países anteriores y también de la eurozona.

Así, y mientrasesta variable creció en nuestro país casi un 3% interanual entre abril y junio, el promedio de la eurozona ronda el 1,4%, igual que el de Alemania. Los dos países más próximos al registro doméstico son Portugal e Irlanda, donde el consumo ha avanzado algo más de un 2,5%.

Para el organismo presidido por Mario Draghi, la recuperación en el mercado laboral está siendo todo un revulsivo para el consumo. “El consumo privado se ha visto respaldado por el vigoroso crecimiento de la renta real disponible desde comienzos de 2013, tras las mejoras graduales pero sostenidas del mercado de trabajo. De hecho, el crecimiento reciente del consumo ha sido más acusado en los países en los que las mejoras laborales han sido mayores”, sostiene el informe, que añade que los buenos datos del mercado del trabajo y está creando una espiral de mejoras que está llegando a las familias.

Un positivo "círculo vicioso"

Según insiste el organismo, todos estos datos sugieren que “podría estar dándose actualmente un efecto de círculo vicioso entre la recuperación del mercado del trabajo, que hace aumentar la renta disponible, y un mayor crecimiento del consumo, al tiempo que sigue reduciéndose el desapalancamiento de los hogares”.

En este sentido, el informe recuerda que la deuda de las familias en nuestro país se sitúa alrededor del 110% de su renta, mientras que en 2008 se situaba por encima del 130%. A pesar de que estamos en unos niveles muy elevados (en laeurozona no llega al 100%), no somos el país con la proporción más alta. En Irlanda, por ejemplo, el endeudamiento de las familias supera el 170% de sus rentas, mientras que en Portugal se sitúan alrededor del 115%.

Ambos países también se encuentran peor que España a nivel de endeudamiento público. Según las cifras de Eurostat, la oficina de estadísticas comunitaria, Irlanda y Portugal son dos de los seis países de la Unión Europea cuya deuda pública supera el valor de su economía. Un ranking en el que ocupamos la séptima posición.

Los sueldos españoles, congelados

Dejando a un lado las comparativas anteriores, los datos del guardián del euro también sacan a relucir una lectura más negativa: mientras los sueldos están subiendo en otros países, se mantienen estables en España.

En la media de la eurozona los salarios subieron cerca de un 1,5% interanual en el primer trimestre, en línea con Francia. En esta comparativa el mejor dato lo protagoniza el país germano donde, aunque apenas ha aumentado el número de asalariados, los sueldos han crecido algo más de un 2,5% en apenas doce meses. Portugal es el que sale peor parado en esta comparativa: la remuneración por asalariado ha bajado casi medio punto porcentual.  

Para el Banco de España este escenario tiene su explicación. “En las etapas iniciales de las expansiones económicas, cuando el desempleo es aún elevado, los salarios tienden a responder menos a la mejora de la economía que cuando el desempleo ha descendido por debajo de su promedio histórico", asegura el regulador del sector financiero. Esta mañana, sin ir más lejos, el INE ha confirmado que prácticamente uno de cada tres asalariados en nuestro país cobra menos de 1.000 euros al mes.

La publicación de este informe ha coincidido en el tiempo con la revisión que ha hecho Bruselas de sus previsiones económicas para los próximos años, que sitúan a España a la cabeza del crecimiento en la eurozona hasta 2017.