Información sobre vivienda y economía

España tiene el doble de parados de larga duración que la media europea

Autor: Redacción

Los países mediterráneos siguen registrando las peores cifras europeas en lo que al paro de larga duración se refiere. De hecho, las últimas cifras de Eurostat, la oficina de estadísticas comunitaria, sitúan a Grecia, España e Italia al frente del ranking de los desempleados que llevan más de un año sin trabajar.

En el conjunto de la Unión Europea, el año pasado el desempleo de larga duración apenas afectaba al 3,5% de la población activa, una proporción muy reducida en comparación con las economías periféricas. En Grecia, por ejemplo, hasta el 15,7% de las personas en edad de trabajar lleva al menos 12 meses sin tener un empleo, mientras que en España la cifra se sitúa en el 7,7% y en Italia, en el 6,5%.

Por encima de la media también están Eslovaquia (5%), Croacia, Chipre y Portugal (los tres con un 4,6%), Francia (4,2%) y Bélgica (3,6%). Es decir, un total de nueve países de los Veintiocho tienen un paro de larga duración superior al promedio comunitario.

Sus proporciones, sin embargo, tienen el contrapeso de otros nueve países que registran un paro de larga duración inferior al 2%, entre los que se encuentran Alemania, Suecia, Dinamarca y Reino Unido. Pero si hay un país con menos desempleo de este tipo es República Checa, donde solo una de cada 100 personas en edad de trabajar lleva más de un año sin empleo.

Otros países que están a medio camino entre estos últimos y la media europea son Irlanda (3,1%), Finlandia (2,2%), Luxemburgo (2,1%) y Países Bajos (2%).

Por último, y a pesar de que España registra el segundo peor dato de toda la UE, no podemos olvidar que se ha producido una fuerte reducción del paro de larga duración en los últimos años: ha bajado más de cinco puntos en apenas cuatro ejercicios.

“A pesar de que la tasa de paro de larga duración en nuestro país sigue siendo elevada y más del doble que la media europea, se observa un notable descenso desde el año 2013. Ese año había 2,9 millones de parados de larga duración, equivalentes a un 12,9% de la población activa, y la cifra se ha reducido en 2017 a 1,7 millones”, resalta el Instituto de Estudios Económicos (IEE), que se ha hecho eco de los datos de Eurostat.