Información sobre vivienda y economía

Baleares, Cataluña y el País Vasco lideran el desplome de las ofertas de empleo en el confinamiento

Autor: Redacción

El decreto del estado de alarma por la crisis del coronavirus provocó un freno histórico del mercado laboral y dejó por los suelos el número de ofertas de empleo.

Según un informe de Adecco e Infoempleo, durante los dos primeros meses de confinamiento se contabilizaron 69.000 vacantes, frente a las más de 223.000 del mismo periodo del año anterior. Esto significa que el número de ofertas se desplomó un 70% interanual entre el 15 de marzo y el 15 de mayo.

Se trata del primer descenso desde 2012, uno de los peores años de la crisis económica y cuando España estuvo al borde del rescate, y que deja muy atrás las caídas registradas en 2009, cuando el número de vacantes cayó más de un 16%. Además, supone romper con siete ejercicios consecutivos de subidas en lo que a demanda de profesionales se refiere. El mejor balance fue el de 2018, con un alza del 15,8%.

La Encuesta de Población Activa del segundo trimestre publicada recientemente por el INE ya cuantificaba las dificultades a la hora de buscar trabajo derivadas del estado de alarma. En concreto, "el confinamiento y el cierre de empresas han impedido a 1.628.500 personas buscar empleo, a pesar de estar disponibles para trabajar", según el organismo de estadísticas.

Si miramos qué ha sucedido por regiones, descubrimos que las más afectadas han sido Baleares, Cataluña y el País Vasco, que registran las mayores caídas del país, lastradas por el peso que tienen en su economía la hostelería, el turismo, la automoción y la industria, que han sido los sectores más perjudicados.

El estudio cifra en un 82% el descenso de las ofertas de trabajo en el archipiélago balear, seguido del 77,1% registrado en Cataluña y del 74,8% en el País Vasco. También registraron caídas por encima de la media nacional Asturias (73,8%), Cantabria (73,3%) y Madrid (72,5%) que, a pesar de la caída, fue la comunidad con más vacantes disponibles. En cambio, las menos afectadas fueron Extremadura (49%) y las ciudades autónomas de Melilla (48%) y Ceuta (50%), seguidas de Galicia, Cantabria y Murcia (-57%, aproximadamente). Estas son las ofertas registradas en cada región tanto en 2019 como en 2020, en el periodo 15 de marzo a 15 de mayo:

CCAA Nº ofertas 2020 Nº ofertas 2019
Madrid 17.181 62.563
Cataluña 12.190 53.270
Andalucía 7.680 20.810
País Vasco 6.564 26.076
Com. Valenciana 5.250 15.410
Castilla y León 4.500 11.530
Castlla-La Mancha 2.550 6.130
Aragón 2.510 7.510
Galicia 2.360 5.430
Murcia 1.520 3.530
Canarias 1.400 3.910
Navarra 1.400 4.740
La Rioja 970 2.260
Cantabria 770 2.920
Extremadura 770 1.510
Asturias 580 2.220
Baleares 500 2.790
Melilla 150 290
Ceuta 130 260

Por ramas de actividad, las más perjudicados han sido hostelería y turismo (su oferta ha llegado a reducirse hasta un 90,2%), consultoría (-87,9%) y las industrias del automóvil (-85,4%) y el metal (-84,6%) así como la distribución mayorista (-84,6%). Por encima del 80% también se ha reducido la oferta del sector bancario y de inversión (-82,5%).

En cambio, las empresas de mensajería las vacantes crecieron más de un 150% interanual, gracias al ‘boom’ de las compras online de todo tipo de productos. De hecho, el estudio recalca que “el perfil de repartidor ha sido el que más ofertas de empleo ha acumulado entre el 15 de marzo y el 15 de mayo de este año: un 5,3% de todas las publicadas; seguido muy de cerca por el perfil de profesor (5,2%). Ya con menos porcentaje aparecen otras profesiones como agentes de seguros, comerciales, operarios, mozos de almacén, operarios de limpieza, teleoperadores, auxiliares de geriatría, técnicos de mantenimiento o enfermeros, además de otras posiciones sanitarias”.

En la construcción, las ofertas de empleo se desplomaron un 74% (si entre mediados de marzo y de mayo en 2019 se contabilizaron 9.505 ofertas, este año la cifra ha sido 2.464), mientras que en las actividades inmobiliarias la caída fue del 66% (tras pasar de las 3.987 del pasado ejercicio a las 1.359 del estado de alarma).

Los datos del INE apuntan a que el ladrillo ha perdido en los primeros seis meses del año casi 120.000 ocupados (la inmensa mayoría en la construcción), todo lo creado en los últimos dos ejercicios, aunque en las últimas semanas está creciendo el número de empresas vinculadas al negocio del ‘real estate’ que demanda profesionales de perfiles que van desde agentes inmobiliarios a tasadores, pasando por consultores, asesores hipotecarios, contables o arquitectos técnicos.