Información sobre vivienda y economía

Tu próximo móvil sabrá distinguir la cocina del baño... y te ayudará a decorar la casa

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Si estamos en un gran edificio y queremos dirigirnos a una sala determinada, el móvil no cuenta con la tecnología necesaria para ayudarnos en nuestra búsqueda. Aunque la señal GPS nos puede indicar cómo movernos por la calle o la carretera, se vuelve inútil si estamos buscando los baños dentro de un gran centro comercial, queremos llegar al escenario de un festival o tenemos que ir al mostrador de un aeropuerto.

Para que un dispositivo móvil pueda localizar objetos y ubicaciones dentro de espacios cerrados como nuestra casa, primero tiene que entender de forma muy detallada la posición en la que nos encontramos. Johnny Lee, ingeniero de Google, está desarrollando un sistema capaz de dotar a los dispositivos de una mayor comprensión del entorno.

En un viaje a Singapur, Lee se frustró al no poder moverse con ayuda de su móvil en los gigantescos centros comerciales del país y confiesa que varias veces se perdió. Una vez de vuelta, decidió que no quería renunciar a utilizar su teléfono dentro de los edificios y fue cuando comenzó a idear el proyecto.

Tango, que lleva casi cuatro años en desarrollo, es una tecnología que permite encontrar objetos y ubicar al usuario dentro de un edificio de grandes dimensiones. Para localizarse en el espacio, el sistema utiliza el procesamiento de imágenes, técnicas de visión artificial y sensores. De esta manera, no depende de señales externas como el GPS o el wifi y funciona con una precisión de centímetros sin que influyan factores como la cobertura.

Según el creador del proyecto, Tango podría permitir a los robots moverse por una casa sin tropezar con los muebles y entrar a las habitaciones según las instrucciones humanas. El sistema elabora mapas muy precisos y a pequeña escala del espacio que le rodea, de forma que puede calcular la distancia a una pared, una puerta o una ventana.

Fuente: WayfairView
Fuente: WayfairView

Esta tecnología necesita ser implementada en el móvil en el momento de su fabricación, por lo que todavía habrá que esperar para utilizarla. Lenovo ya ha anunciado que pondrá a la venta su primer dispositivo con Tango este invierno: se llamará Phab2 Pro y costará unos 450 euros.

Un paso más en la realidad aumentada

A pesar de la falta de dispositivos, ya hay empresas que han comenzado a interesarse por esta tecnología y están desarrollando novedosos proyectos para aprovecharse al máximo de ella. GuidiGO, por ejemplo, es una ‘app’ francesa desarrollada para que los visitantes de los museos puedan moverse sin tener que recurrir a un mapa de papel.

“Se realiza un mapa en 3D del interior del museo mediante el escaneo de las paredes, tabiques, muebles de exposición ... La aplicación reconoce los elementos y permite que el visitante se ubique de forma permanente, sin conexión de ningún tipo", explica David Lerman, CEO de la empresa, en el blog corporativo.

Aparte de saber en todo momento dónde se encuentra, el turista puede seguir una ruta guiada que aparecerá en la pantalla del móvil a medida que vaya caminando y recibirá información sobre las obras de arte de manera interactiva.

Fuente: Tango
Fuente: Tango

El sector de los videojuegos también se ha lanzado a probar estos sistemas. En Phantogeist, los alienígenas atacan al jugador desde los rincones de su casa. En lugar de monstruos de otros planetas, Dinosaurs Among Us, un proyecto del Museo Americano de Historia Natural, planea llevar los dinosaurios a la realidad aumentada para que los niños aprendan y jueguen con ellos.

Como ya está sucediendo, la tecnología se puede utilizar para muchas más cosas que solo para orientar a los más despistados. "Los dispositivos con Tango pueden ver el mundo como nosotros lo hacemos y están diseñados para llevar la realidad aumentada del móvil a la realidad”, explica en un ‘postSean Kirmani, ingeniero de ‘software’ en Google. No solo veremos criaturas imaginarias como en Pokémon Go, sino que además estarán adaptadas al entorno. 

Actualmente, los objetos en realidad aumentada necesitan ser vistos en condiciones idóneas y a veces sobresalen y no consiguen mezclarse con el entorno. “La sombra debería oscurecer un objeto virtual”, señala Kirmani. Según el ingeniero, Tango consigue superar estas limitaciones.

Decora tu casa con Tango

Los desarrolladores de Google han creado varias ‘apps’ para Tango. Entre ellas destaca WayfairView, que nace con el potencial de impulsar la compra ‘online’. Se trata de una aplicación de venta de muebles y objetos de decoración que cuenta con una importante ventaja frente a su competencia: permite a los consumidores probar cómo queda una mesa en el salón o una estantería en la cocina. Si el usuario quiere comprar una silla, puede visualizarla a escala real en diferentes partes de su hogar, cambiarle el color o su tamaño y, si le gusta, comprarla. Una herramienta similar que se encuentra en fase experimental, Measure, ofrece al usuario la posibilidad de medir toda clase de objetos con el móvil.

El equipo del gigante de la gran G también apuesta por su introducción en la educación y ha desarrollado Solar Simulator at Scaler. Esta aplicación reproduce los planetas del Sistema Solar de manera que podemos ver los objetos estelares en el cielo real, sea de noche o de día;  en una clase de ciencia o dentro de casa. Una vez que el usuario localiza el Sol y Neptuno, el programa escala automáticamente el sistema solar según los tamaños del mundo terrestre.

A pesar de que ya hay aplicaciones que juegan con la tecnología de Tango, habrá que esperar bastante para que su uso se extienda. Los fabricantes deben incluir varias funcionalidades en los dispositivos que cuestan bastante dinero, como una cámara que tenga una lente de ojo de pez y gran angular o un sensor de profundidad que sea capaz de detectar señales infrarrojas. Además de subir el precio de los dispositivos, aumenta su tamaño, peso y el consumo de batería.

Al igual que la tecnología del GPS ha ido reduciendo su necesidad de aparatos costosos y pesados, Lee cuenta con que Tango lo hará también. Según este ingeniero, es una cuestión de tiempo. El equipo de Google también espera que, además de en los móviles, se vaya implementando en ‘wearables’ como en su reloj inteligente, o incluso en robots.

Lee vaticinó en Technology Review que Tango será una tecnología sin la que podamos vivir en el futuro. "Si preguntásemos a la gente en el año 2000 si iba a necesitar o no un GPS en su bolsillo, la mayoría diría que no. Pero una vez que el GPS se introdujo en nuestros teléfonos, y las aplicaciones lo utilizan, el público empezó a descubrir mucho más acerca de su entorno. Actualmente la mayoría de nosotros no compraríamos un teléfono sin esta tecnología". 

Puede que, dentro de unos años, nosotros también seamos incapaces de vivir sin un ‘smartphone’ en el bolsillo que distinga nuestro baño de nuestra cocina y que además nos permita saber cómo quedará exactamente el mobiliario que planeamos comprar en esas estancias sin movernos de casa.