Información sobre vivienda y economía

Reunión a cuatro bandas por la Operación Chamartín

Autor: Redacción

La primera cumbre de alto nivel para desatascar el proyecto de regeneración de la zona de Chamartín, al norte de la capital, ha concluido con el rechazado de las partes implicadas en el proyecto Madrid Puerta Norte, creado por el Ayuntamiento de Madrid. Tanto el Ministerio de Fomento como la Comunidad de Madrid han rechazo la propuesta por “unitaleral e inviable”, mientras BBVA, principal accionista de la promotora del diseño anterior, pidió al consistorio reflexionar sobre su decisión.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, presentó el nuevo plan del consistorio municipal, bautizado como Madrid Puerta Norte, a la ministra de Fomento, Ana Pastor; a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y al presidente del BBVA, Francisco González, principal accionista de la promotora Distrito Castellana Norte, junto a Grupo San José. Este proyecto DCN acaba de ser rechazado por la concejalía de Urbanismo del consistorio capitalino.

De un plan a otro se pasa de 1.774.000 m2 residenciales a 458.724 m2 y las viviendas se reducen a 4.600 de las 17.699 viviendas del proyecto DCN. El suelo comercial y de oficinas baja también de 1.387.000 a 582.275 metros cuadrados. 

"Tanto la Comunidad de Madrid, como el Ministerio, Adif y Renfe y el concesionario ven que el plan es inviable. En el plazo de 15 días nos volveremos a reunir para ver si se pudieran acercar posturas", ha afirmado la ministra en funciones de Fomento, Ana Pastor. “Pedimos una reflexión porque han puesto sobre la mesa un proyecto que afecta a los intereses de todos los madrileños. Desde el punto de vista económico no es viable y no resuelve los problemas futuros de los barrios del entorno de la estación de Chamartin”, concretó Pastor.

La ministra en funciones ha destacado que una nueva modificación del Plan de Ordenación Urbana (PGOU) conllevaría un nuevo retraso de, al menos, tres años. A esto hay que añadir que la concesión del proyecto anterior, liderado por BBVA y la constructora San José, concluye el próximo 31 de diciembre.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha defendido que siempre va a apoyar el proyecto que genere más puestos de trabajo y mayores infraestructuras. “Este plan afirma que no se van a poder soterrar las vías y se van a dejar de construir una serie de infraestructuras muy necesarias para la ciudad de Madrid, lo que también va a suponer la pérdida de muchos puestos de trabajo”.

Puesta en marcha en esta legislatura

Mientras, la alcaldesa Manuela Carmena ha considerado que después de 20 años de tabla rasa con la Operación Chamartín, ha llegado la hora de que el proyecto salga adelante y espera que, al menos, las obras de la estación de trenes y Cercanías comience antes de que termine su legislatura.

Carmena se ha defendido de las críticas considerando que “no conocen bien el proyecto. Madrid Puerta Norte no presenta carga alguna para las arcas públicas, sino todo lo contrario y ha aseverado que con las plusvalías derivadas de la edificabilidad que han proyectado se podría sufragar la estación”. Para la regidora municipal es importante llegar a un acuerdo entre las partes.