Información sobre vivienda y economía

Las consecuencias del ‘tijeretazo’ a la Operación Chamartín: escasez de casas y precios más elevados

Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

Los que han comprado una vivienda nueva como negocio pueden empezar a aplaudir a la alcaldesa. Si se cumplen los planes del ayuntamiento de la capital, no habrá vivienda suficiente en la capital. El consistorio dirigido por Manuela Carmena quiere reducir drásticamente el número de pisos y oficinas que se construyan en el marco de la llamada ‘Operación Chamartín’.

La esperanza de muchos madrileños estaba puesta en este mega-desarrollo urbanístico que iba a añadir más de 17.700 viviendas en un plazo de cinco años. Sin embargo, la semana pasada el Ayuntamiento desveló su intención de limitar el número de viviendas a 4.600. Eso significa dar un tajo de más de 13.000 casas.

Así las cosas, Madrid se quedaría sin vivienda nueva. La consultora Knight Frank había calculado que a finales de 2015, apenas había 3.000 viviendas a estrenar en la capital de España. Hace pocas semanas, un responsable de la consultora afirmaba que esa cifra era “insuficiente”, porque una ciudad como Madrid necesita anualmente tres veces más, entre 8.000 y 10.000 viviendas.

Esta es una buena noticia para quienes hayan comprado o estén a punto de comprar una casa en Madrid por motivos de inversión. Por el simple juego de la oferta y la demanda, eso significa que el m2 se cotizará más caro en los próximos años.

Según Knight Frank, las zonas donde a finales de 2015 había oferta de vivienda nueva eran Valdebebas y El Cañaveral. La primera, al noreste de la capital, junto a la Ciudad Deportiva del Real Madrid. La consultora estima que había 612 viviendas disponibles en Valdebebas a finales de 2015. El precio por m2 de la nueva zona residencial al noreste de la capital es de 2.460 euros por m2.

En El Cañaveral quedaban 512 viviendas a 1.506 euros el m2. Esta zona está ubicada al este de la ciudad, cerca de Coslada. No son los precios más caros de la capital porque se trata de zonas nuevas sin los mismos equipamientos que otros barrios más asentados.

Todos los expertos creen que a medio plazo los precios seguirán subiendo. Samuel Población, responsable del Área de Suelo y Residencial de CBRE, una de las mayores consultoras inmobiliarias del mundo, afirmaba en febrero de este año que en los PAU del norte como Arroyo del Fresno o Valdebebas hay previsión de alzas de precios de entre el 2% y el 4%. Entonces, aún no se conocía el recorte de la Operación Chamartín.

Y la cosa empeorará en los próximos años. Según Rafael Puyol, experto en demografía y vicepresidente de relaciones institucionales del Instituto de Empresa, después de años en el que el balance migratorio (es decir, la diferencia entre las personas que entran y salen de España) ha sido negativo, entre 2016 y 2028 “volverá a ser positivo”.

Las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) hablan de un millón de nuevos inmigrantes hasta 2030. En opinión de Puyol, esta circunstancia será todo un revulsivo para la economía que también beneficiará al mercado de la vivienda, ya que su vuelta a España está vinculada necesariamente a la demanda residencial.

Sin embargo, si no se aumenta de nuevo el ritmo de construcción, el regreso de españoles que se marcharon al extranjero, unido a la llegada de nuevos inmigrantes, podría producir un desajuste en el mercado y disparar los precios tanto de alquiler como de venta.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista"de los muchos errores que el ayuntamiento ha cometido en temas de urbanismo en apenas un año que lleva gobernando, paralizar la operación Chamartín es de lejos el que tendrá más impacto negativo en la ciudadanía y en el futuro de la ciudad. De facto, el Ayuntamiento ha decidido que ya no se construyan en Madrid las casas que en los próximos años serán necesarias, así que los propietarios y caseros actuales están de enhorabuena: sus viviendas van a subir de precio. Me preocupa especialmente el impacto que tendrá en las personas que pagan alquileres más bajos porque ante la presión de la demanda y la falta de oferta es posible que tengan que irse a vivir a otro sitio, incluso quizá fuera de Madrid, cuando las rentas suban". 

¿Qué opinan los ciudadanos sobre la Operación Chamartín?