Información sobre vivienda y economía

Operación Chamartín: el Ayuntamiento sentencia el proyecto de Distrito Castellana Norte

Autor: Redacción

La comisión municipal de Desarrollo Urbano Sostenible votó por mayoría absoluta denegar la aprobación definitiva del plan parcial de remodelación de la prolongación del Paseo de la Castellana, más conocido como Operación Chamartín. El proyecto elaborado por Distrito Castellana Norte (BBVA y la constructora San José) quedará enterrado en el próximo pleno del Ayuntamiento. El consistorio de Manuela Carmena ya presentó un plan alternativo que empezará a discutir con la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento.

La comisión de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid denegó con los votos de Ahora Madrid y PSOE y la oposición de PP y Ciudadanos la apobración del plan urbanístico del proyecto de Distrito Castellana Norte. En la comisión se afirmó “la imposibilidad material de seguir con el procedimiento, y por consiguiente, la denegación de la aprobación definitiva”.

“La Operación Chamartín no ha muerto, … no había nacido, en 20 años no se puso ni una piedra. El proyecto presentado por la alcaldesa se va a debatir. A partir de aquí se abre un camino de negociación”, añadió el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

De DCN a Madrid Puerta Norte

La operación Chamartín tal y como se ha conocido en los últimos años, impulsada por Distrito Castellana Norte, es decir BBVA y la constructora San José, acaba en la nada después de esperar la aprobación definitiva de las administraciones públicas durante años.

Un proyecto podríamos decir gafado: ideado desde 1993, pero bloqueado 15 años por la falta de consenso político. Después de tantos años, el Ayuntamiento gobernado por Alberto Ruiz-Gallardón en 2011 aprobó un plan parcial. Pero fue impugnado ante el Tribunal Superior de Justicia, que lo anuló con dos sentencias, de junio y noviembre de 2013.

Rebautizado como Distrito Castellana Norte, en enero de 2015 y bajo el mandato de Ana Botella en el consistorio capitalino, se suscribió un nuevo plan urbanístico que no llegó a aprobarse en el pleno. Ahora, bajo el gobierno de Manuela Carmena con Ahora Madrid el proyecto queda enterrado y sustituido por el plan Madrid Puerta Norte.

Ahora surge esta la iniciativa del actual Ayuntamiento de Madrid que cambia radicalmente la idea anterior. DCN se ordenaba sobre un área de 320 hectáreas y donde se preveía construir 17.699 viviendas y una zona financiera donde se proyectaba levantar el rascacielos más alto de la EU con 70 pisos.

Madrid Puerta Norte es un proyecto ‘más humilde’ que mantiene el mismo coeficiente de edificabilidad pero al reducir la superficie sobre la que se calcula ‘pierde’ en número de viviendas y metro cuadrados lucrativos, al excluir la red viaria y de ferrocarril.

Por comprar uno y otro, el suelo lucrativo queda recortado de 1.774.000 m2 residenciales a 458.724 m2, y las viviendas se reducen a 4.600. El suelo comercial y de oficinas baja de 1.387.000 a 582.275 metros cuadrados. Sin embargo, sigue con las mejoras de infraestructuras en la estación de Chamartín y los nudos de carreteras Norte y de Fuencarral.