Información sobre vivienda y economía

La Operación Chamartín se desbloquea 25 años después: Ayuntamiento, Fomento y DCN cierran un acuerdo

Autor: Redacción

El Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte finalmente han llegado a un acuerdo para desbloquear uno de los mayores proyectos urbanísticos de la capital: la Operación Chamartín, que lleva un cuarto de siglo a la espera de luz verde y que supone el desarrollo del norte del famoso Paseo de la Castellana. Este 27 de julio las tres partes darán los detalles del acuerdo en un acto conjunto. 

Según ha avanzado el equipo liderado por Manuela Carmena, el acuerdo final se ha centrado en la propuesta del propio Ayuntamiento, al que bautizó como Madrid Puerta Norte, y que contempla un buen recorte a las zonas residenciales previstas inicialmente. Además, se espera que el proyecto sea de carácter público. 

Tras meses de negociaciones, todo apunta a que los partidos de la oposición en Madrid (PP, PSOE y Ciudadanos) han apoyado la postura del Ejecutivo municipal para sacar adelante el proyecto. 

El punto de la discordia durante este tiempo ha estado en los diferentes planteamientos que han tenido la promotora y el Ayuntamiento. Y es que, mientras el proyecto DCN incluía la la construcción de cerca de 17.000 viviendas, con casi un millón de m2 de oficinas, nuevas estaciones de Cercanías y Metro y otros 550.000 m2 más de zonas verdes, el plan municipal reducía las viviendas a 4.600 unidades y rebajaba la superficie total del proyecto a la mitad.

Fue el pasado mes de febrero cuando Consistorio, Fomento y DCN acercaron posturas con el fin de desatascar la operación, famosa por ser uno de los mayores proyectos urbanísticos de los últimos tiempos. Desde entonces, el nuevo punto de acuerdo pasaba por concentrar la edificabilidad en la zona destinada al centro financiero, lo que supondrá reducir el resto, sobre todo, la parte residencial.

Y es que el Ayuntamiento siempre se ha mostrado a favor de reducir el espacio dedicado a las zonas residenciales para dar más peso a las oficinas y los comercios. Además, en los últimos meses también ha primado la dotación de más zonas verdes a la zona. 

Para dar el pistoletazo de salida definitivo al proyecto, será necesario modificar el Plan Parcial y el Plan General de Ordenación Urbana.