Información sobre vivienda y economía

Las grandes socimis ‘enturbian’ su expediente: reducen un 25% su beneficio en 2018

Fuente: el sonajero
Fuente: el sonajero

Tras muchos ejercicios de crecimiento, las socimis hacen un parón y enturbian su expediente. Merlin, Colonial, Lar e Hispania lograron un beneficio conjunto de 1.606 millones de euros en 2018, un 25% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando estas cuatro socimis consiguieron ganar 2.142 millones de euros, según datos extraídos por idealista/news de las memorias anuales de los cuatro grupos.

El denominador común de todas las socimis en 2018 ha sido que, ya sea por la revaloración de sus carteras o por inversiones, su beneficio se ha resentido. Merlin, la primera compañía de inversión inmobiliaria por su cartera de activos, obtuvo un beneficio neto de 854 millones de euros en 2018, un 22% menos. La razón, según el grupo, fue la venta de su participación en la socimi de pisos en alquiler Testa y la menor revalorización de sus activos en comparación a la alcanzada un año antes.

Su cartera de activos, integrada por edificios de oficinas, centros comerciales y parques logísticos, cerró el año con un valor de mercado que superó la cota de los 12.000 millones de euros y se situó en 12.041 millones. Este volumen ratifica a Merlín como la mayor socimi cotizada del país y arroja una revalorización del 7% en comparación a 2017.

Colonial, por su parte, también vio cómo su beneficio encogía. La inmobiliaria liderada por Pere Viñolas ganó el pasado año 525 millones de euros, lo que supone un descenso del 23,1 % respecto a 2017, fundamentalmente por las plusvalías logradas ese año con la venta de un edificio en París, así como por un menor ritmo de crecimiento del valor de los activos.

El valor de los inmuebles aumentó un 8 % en términos comparables, con crecimientos "sólidos" en todos los segmentos de la cartera de activos, un 22% más, hasta 11.348 millones de euros, tras la integración de Axiare (incorporada hace un año).

Lar España, por su parte, redujo su resultado un 4,7%, hasta 129,3 millones de euros, frente a los 136 millones de euros. Su cartera de activos, en cambio, no experimento variación y quedó fijada en 1.536 millones de euros, igual que en 2017. Por su parte, Hispania (que el próximo abril saldrá del parqué tras la formalización de la absorción por parte de Blackstone) contrajo su resultado neto un 56,7%, hasta 97 millones de euros.

No obstante, las cuatro sociedades en conjunto vieron aumentar su facturación. En 2018, las socimis alcanzaron unos ingresos por rentas de 1.083 millones de euros, un 8% más que en 2017, cuando la cifra de negocio fue de 1.000 millones de euros.