Información sobre vivienda y economía

La promotora Neinor reduce a la mitad su previsión de entrega de casas en su nuevo plan estratégico

Foto: Neinor Homes
Foto: Neinor Homes
Autor: Redacción

Neinor Homes vive un momento de cambios. En las últimas horas se ha conocido que Juan Velayos dejará de ser el primer espada de la primera promotora que decidió salir a bolsa en España tras la crisis para dejar su sillón como nuevo CEO a Borja García-Egotxeaga (hasta ahora director de operaciones); y a Jordi Argemí como Consejero Delegado Adjunto (que también mantendrá su puesto actual de director general financiero). Jorge Pepa ha sido nombrado vicepresidente ejecutivo de la compañía. 

Bajo la nueva cúpula, la promotora asume un nuevo plan estratégico para los próximos cinco ejercicios, en los que levantará menos viviendas de las que tenía previsto, repartirá hasta 300 millones en dividendos y mejorará de forma progresiva su beneficio.

Según la documentación remitida por la compañía, Neinor Homes prevé sacar al mercado más de 6.000 unidades en los próximos tres años, lo que arroja una media anual de 2.000 casas y supone reducir a la mitad la cifra que contemplaba su plan anterior. Si hasta ahora manejaba una horquilla de entre 3.500-4.000 unidades al año, ahora prevé entregar entre 1.200 y 1.700 en el ejercicio en curso; entre 1.700 y 2.400 en 2020, y entre 2.500 y 3.000 viviendas a partir de 2021.

Hasta la fecha, la compañía ha entregado en torno a 1.500 pisos y, según la presentación de su plan estratégico, tiene acumuladas más de 4.000 unidades prevendidas. 

En lo que se refiere a las compras de suelo, la promotora sigue centrada en hacerse con terrenos finalistas y estratégicos en los que construir vivienda nueva y con los que quiere complementar necesitar futuras y buscar un margen extra. Para ello, prevé realizar adquisiciones de unos 100 millones de euros entre este año y el que viene, e invertir unos 150 millones en 2021. En la recta final del plan estratégico, las compras se elevarán hasta el entorno de los 250 millones de euros. Actualmente la firma tiene una cartera de 1,6 millones de m2 de suelo finalista, valorada en más de 1.800 millones de euros, suficiente como para desarrollar nuevo producto durante un lustro. 

La promotora hace un guiño a sus accionistas a los que quiere distribuir cerca de 300 millones de euros en los próximos años, en el marco del plan de remuneración que está desarrollando. De dicha cantidad, 200 millones serán para pagar dividendos y el resto, a recomprar acciones. Antes de salir a bolsa, la previsión que manejaba la compañía era retribuir al accionista a partir de 2019 con la intención de llegar a alcanzar un ‘pay-out’ (esto es, el porcentaje de beneficios destinado a la remuneración al accionista) superior al 70%. La actual estrategia contempla un dividendo inicial en 2020.

Otra de las claves de su nueva hoja de ruta estratégica es el aumento progresivo del beneficio bruto de explotación (ebitda), pasando de los 56 millones de euros del año pasado a los 70 millones en 2019. Para 2020 prevé alcanzar los 100 millones y rondar los 150 millones de euros en 2021, triplicando la cifra de 2018. No obstante, para el ejercicio en curso el 'tijeretazo' sobre el ebitda cercano al 50%. 

Sus horas más bajas en bolsa

Neinor Homes es el valor más castigado en la bolsa española en lo que llevamos de año. Y es que el mercado lleva tiempo penalizando a la compañía por la incertidumbre sobre el cumplimiento de sus planes. Actualmente los títulos de la promotora se mueven en 9 euros por acción, lo que les sitúa en zona de mínimos históricos. Hoy se desploma en torno al 17%, prácticamente todo lo que se había dejado desde que empezó el año hasta ayer. 

En pleno descenso, ha entrado en su capital la gestora francesa FundLogic, que ha comprado un paquete que se corresponde con el 3,07% de las acciones y está valorado actualmente en unos 25 millones de euros, convirtiéndose en una de los 10 accionistas con participaciones significativas. Tras la salida del fondo Lone Star, que fue el impulsor de la promotora, el actual accionista de referencia es el fondo israelí Adar Capital, que posee el 28,67% del capital. 

En lo que llevamos de año también han sido importantes los movimientos de algunos gigantes internacionales de la inversión como el fondo de pensiones de Canadá, que ha ido incrementando sus posiciones bajistas en el valor hasta alcanzar el 1,32%. Toda una señal de que espera más caídas para la promotora.