Información sobre vivienda y economía

Cerberus ficha al ex director general de Solvia para llevar su negocio de alquiler

Javier García del Río, cuando era director general de Solvia
Javier García del Río, cuando era director general de Solvia

Continúan los fichajes en el sector inmobiliario. El fondo de inversión americano Cerberus ha fichado al ex director general de Solvia, Javier García del Río, según han confirmado fuentes del grupo a idealista/news. Tras la entrada de Intrum en Solvia con la compra del 80% de la firma, García del Río se había marchado como subdirector general a la matriz, a Banco Sabadell. 

Tras la compra del 80% de Solvia Servicios Inmobiliarios a Banco Sabadell por 241,4 millones de euros, Intrum reordenó su cúpula directiva. Javier García del Río se marchó a la matriz como subdirector general del banco y como director adjunto de transformación de activos, tras estar desde 2015 al frente de la inmobiliaria, según fuentes financieras. Ahora el director general es Gregorio Martín-Montalvo, un ejecutivo que ha trabajado para otros grupos del sector como CBRE o Acccenture antes de su incorporación a Intrum.

Fuentes del sector confirman a idealista/news que Javier García del Río, ingeniero industrial de formación, ha sido fichado por Cerberus para llevar la gestión del negocio del alquiler de Haya Real Estate, su gestor de activos inmobiliarios.

El mercado del alquiler para Cerberus

El fondo americano tiene un equipo propio de profesionales para crecer en el mercado del alquiler en nuestro país. De hecho, en febrero de este año Gonzalo Gallego, responsable en España de la actividad inmobiliaria de Cerberus, señaló que siguen siendo “muy optimistas con la evolución de España” y que apuestan por el alquiler.

Además, Gallego recuerda que 2019 será el año en que se verán grandes consolidaciones en el mercado del ‘real estate’. Recordamos que Cerberus protagonizó varias operaciones de calado en 2018, como por ejemplo, la compra del negocio inmobiliario de BBVA, Anida. También compró una cartera de inmuebles residenciales a Banco Santander valorada en 1.535 millones de euros.