Información sobre vivienda y economía

El fondo kuwaití AGC no da por perdida la Ciudad Financiera de Santander y recurre a los tribunales

Ciudad Financiera de Santander en Boadilla del Monte (Madrid) / Google Maps
Ciudad Financiera de Santander en Boadilla del Monte (Madrid) / Google Maps
Autor: Redacción

La Ciudad Financiera de Santander en Boadilla del Monte (Madrid) sigue a la espera de conocer el nombre de su futuro dueño. A pesar de que en verano el grupo financiero más importante de España llegó a un acuerdo con los hermanos Simon y David Reuben para recomprar su sede del negocio internacional por 2.972 millones de euros, en las últimas semanas ha entrado en juego del fondo AGC Equity Partners.

Este fondo, con sede en Londres y respaldado por capital de Kuwait, lleva años detrás de la Ciudad Financiera de Santander, considerada uno de los activos más rentables de Europa. Y es que anualmente el grupo liderado por Ana Botín paga en torno a 100 millones de euros en concepto de alquiler. Se trata de un complejo de 400.000 m2 que incluye nueve edificios de oficinas y que fue diseñado por el arquitecto Kevin Roche. 

AGC acudió a la puja por el complejo financiero, aunque su oferta no logró superar a la de los hermanos Reuben. Santander, por su parte, estuvo meses negociando con los hermanos para recomprar su sede. Y en verano alcanzaron un acuerdo que permitía al grupo financiero recuperar el activo pagando un 2.972 millones de euros.

Sin embargo, el fondo ha presentado un recurso de apelación contra la recompra y recuerda al Juzgado Mercantil número 9 de Madrid que su oferta de 2.929 millones de euros por el complejo sigue en pie. 

Además, acusa a Santander y los hermanos Reuben de llevar a cabo un proceso opaco e insiste en que el importe que va a desembolsar Santander por la sede es inferior a la cantidad que ofrecieron los hermanos Reuben y que resultó ganadora de la puja (2.023 millones de euros), por lo que el proceso va a perjudicar a los acreedores de Marme Inversiones, la sociedad compró el complejo a Santander en 2008 y que actualmente está en concurso de acreedores. De hecho, los acreedores de Marme recurrieron la adjudicación de la Ciudad Financiera a Santander a la vuelta del verano.