Información sobre vivienda y economía

El sector inmobiliario mantiene el optimismo a pesar de la amenaza de una crisis en España

En una conferencia sobre NPLs organizada por SmithNovak

Sareb.
Sareb.

En el marco de la conferencia ‘NPL Iberia 2019’ organizada en Madrid por SmithNovak, distintos expertos inmobiliarios y de las finanzas han analizado el momento en el que se encuentra el sector y su futuro a corto y a largo plazo. La gran mayoría optan por el optimismo en el real estate, a pesar de la amenaza de una recesión económica en España. Los bancos continúan con su desinversión en el ladrillo y en este escenario son los servicers los que adquieren un papel relevante.

En este contexto, aparecen empresas como Ahora Asset Management (uno de los 200 sponsors de estas jornadas) que buscan gestionar y captar oportunidades inmobiliarias, principalmente en el sector residencial. Su figura se presenta clave en los NPLs, porque aportan un servicio legal y de mediación social que consigue desatascar las situaciones complejas que viven algunos activos.

“Dado el cambio legislativo es muy importante utilizar esta medida de intermediación desde que los préstamos empiezan a estar impagados para agilizar el pago con sus deudores”, explica Marta Gómez, business development director de Ahora. La realidad es que tener mediación en todo el proceso judicial es crear un canal de comunicación que facilita la situación del deudor. “En muchos casos, la persona que debe ese préstamo lo único que quiere es hablar con alguien que le ayude a buscar una solución", afirma Gómez.

Desde el lado promotor, Juan Gómez Vega, chief investor relations officer de Neinor, cree que existe un problema con los NPLs. “Se está convirtiendo en un mercado de compradores, porque muchos capitales han empezado a transaccionar muchas tierras. Hoy en calculamos que el capital privado tiene 30.000 millones de euros en NPLs… Y si no consiguen construir son activos que se pierden”, explica Gómez Vega.

Por su parte Sareb expone la situación actual de este mercado. “Ahora estamos en una segunda ronda donde nos emergen dos panoramas. Uno en el que aquellos bancos ya han aprovisionado suficiente y han desinvertido carteras. Y luego una entrada emergente de unos accionistas un poco más industrial de futuro”, ha explicado Íker Beraza, CFO de Sareb.

Con respecto al futuro del real estate todos los expertos que se han dado cita en las jornadas de este viernes, donde idealista también ha dado su visión al ser el mayor Marketplace inmobiliario del sur de Europa, muestra su optimismo. “En los próximos dos años habrá un crecimiento vegetativo en precios, aunque se produzca una crisis”, apunta Pablo Enciso, managing director de Redwood, con respecto al sector residencial. En lo referente al real estate (oficinas, retail, logístico…) Enciso también augura un gran futuro a largo plazo: “Al final, la inflación tiene que llegar a la economía real y cuando hay una inflación es muy bueno haber invertido antes en real estate”.

Andrés Cerdán, head of real estate en Copernicus, también comparte la exposición del representante de Redwood. “El real estate como activo refugio y asset class tiene todo el sentido del mundo. La demanda y las rentas siguen subiendo, los yields en 'prime' están en un 3%, el tema del e-comerce está ayudando al desarrollo de la logística... El sistema terciario en general está con tendencia positivas”, sentencia Cerdán.