Información sobre vivienda y economía

Lisboa, el nuevo dorado inmobiliario para el capital español

Autor: Redacción

El mercado inmobiliario portugués y su capital, Lisboa, ofrece un abanico de oportunidades al capital español. Al menos, eso parece tras las últimas operaciones que han anunciado empresas del mundo de la promoción residencial, firmas de inversión y socimis.

En apenas dos semanas, Vía Célere, por ejemplo, ha anunciado que levantará una promoción de viviendas en una localidad cercana a Lisboa, mientras que Andbank ha lanzado un fondo inmobiliario y La socimi Merlin ha comprado un edificio de oficinas en la zona más exclusiva de la capital.

La promotora Vía Célere, en concreto, ha anunciado que iniciará la próxima primavera la construcción de su primer proyecto residencial en suelo portugués. Prevé levantar hasta 276 viviendas en un terreno de 46.000 m2 ubicado en Oeiras, una localidad a 11 kilómetros de Lisboa. La promoción se articulará en cuatro fases y en la primera se construirán unas 120 viviendas plurifamiliares.

Quien también ha invertido en la capital lusa es el gigante del Ibex 35 Merlin Properties, la socimi más importante de España, que ha comprado un edificio de oficinas emblemático por 60,3 millones de euros. El inmueble, ubicado en el corazón financiero de Lisboa, tiene una superficie alquilable de 12.460 m2 repartidos entre oficinas y retail, y cuenta con inquilinos d ela talla de Novo Banco y la consultora McKinsey.

Por su parte, la firma Andbank, especializada en banca privada, ha lanzado un fondo de inversión inmobiliaria para invertir en inmuebles residenciales en las zonas prime de la capital lusa. El vehículo, bautizado como Albatross Iberian Re Renovation Fund I, nace con el objetivo de captar 50 millones de euros y la promesa de alcanzar una rentabilidad del 12% en un plazo de seis años. Este fondo solo está disponible para inversores institucionales y exige un mínimo de 250.000 euros de inversión.

Según explica Andbank, su apuesta por el mercado inmobiliario portugués se fundamenta en “los incentivos fiscales del país para la renovación urbana, los regímenes estables para inversiones tras la última reforma de la ley de alquiler, así como la amplia oferta de edificios con necesidad de renovación y la fuerte demanda de compradores, tanto nacionales como internacionales”.

A la lista de compañías que están apostando por el ladrillo portugués se suma también Ores, la socimi que han lanzado Bankinter y la inmobiliaria local Sonae Sierra, que lleva más de medio año cotizando en bolsa y ya tiene en cartera algunos activos ubicados en el país vecino. Por ejemplo, compró en Lisboa un supermercado de 2.200 m2 por 5,9 millones, al que se suman un espacio comercial de 5.000 m2 en Braga y un parque comercial de casi 12.000 m2 situado en Portimão (en la región del Algarve).