Información sobre vivienda y economía

La espectacular transformación de un antiguo taller en un estudio de arquitectura en Reino Unido

Annabelle Tugby
Annabelle Tugby
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Seguro que a muchos les gustaría poder diseñar su espacio de trabajo según sus gustos y preferencias. Elegir el tipo de edificios, los interiores, la distribución, la decoración y los adornos. Si bien es cierto que con la explosión de la fórmula de teletrabajo, como consecuencia de la expansión del coronavirus, esto se ha hecho parcialmente realidad, lo cierto es que es poco común que alguien pueda diseñar desde cero y con total libertad cómo va a ser su espacio de trabajo. De hecho, es una posibilidad al alcance de muy pocos. Y el colectivo de arquitectos es, probablemente, el único que puede hacerlo.

Un ejemplo muy interesante es el de Annabelle Tugby Architects, que ha creado su propio estudio de diseño renovando y ampliando un taller de carpintería semiabandonado en un campo de vacas en Cheshire, Reino Unido.

Ubicado en el pueblo de Styal, The Workshop, nombre que ha recibido el estudio, se construyó cuando Annabelle Tugby Architects quiso cambiar de aires y cambiar su antigua oficina por un  un espacio más grande en el que poder expandirse.

Partiendo de la estructura, el estudio incorporó un nuevo concepto, apostando por un enfoque más ecológico anexando una pequeña extensión de marco de madera.

La dependencia original renderizada en blanco, que proporciona el espacio de trabajo principal, está revestida con hermosos ladrillos lavados en blanco para una actualización contemporánea. Una extensión del espacio está revestida con grandes paneles de madera negra para una yuxtaposición tanto en escala como en tono, mientras que los ángulos únicos contrastan con la forma tradicional del taller existente.

La elección de los materiales no fue casual, sino que se hizo para rendir homenaje a la lengua vernácula local, pero también para exagerar visualmente las diferencias de escala y forma de los dos edificios.

Dentro del espacio del estudio principal, las puertas de madera existentes en la elevación frontal del taller se han restaurado y reacondicionado para usar como área de exhibición de modelos del estudio.

Una claraboya de longitud completa a lo largo de la cumbrera del techo llena el espacio de trabajo con luz natural y el acristalamiento trasero abre el edificio para enfrentar un hermoso paisaje de campos y árboles. Todo ello ayudando a proporcionar un entorno de trabajo lleno de luz cálida. Además, la naturaleza que rodea el edificio protegen parcialmente la oficina de la carretera para minimizar el impacto en el área circundante.

Los acabados interiores están diseñados para brindar calidez y tacto, dominados por el yeso natural de cal y tableros de madera de tilo-fresno. Los muebles y gabinetes también fueron hechos de madera, diseñados por el estudio y hechos a mano por un fabricante de acero y carpintero local. Esto incluye un banco de carpintero en la sala de reuniones que hace referencia al uso anterior del edificio.

El estudio de Annabelle Tugby Architects se completa con una bomba de calor de fuente de aire, que es la única fuente de calor de la oficina y fue elegida como una alternativa sostenible a una caldera combinada tradicional.

El proyecto, además, ha sido recientemente finalista en los premios Surface, tanto en la categoría de Mejor Edificio Comercial como en la de Superficie Sostenible. También ha sido galardonado con el primer puesto en el premio AJ Small Project.