Información sobre vivienda y economía

Santa Claus llega a la ciudad: Käthe Wohlfahrt abrirá en Barcelona una tienda de decoración navideña

Käthe Wohlfahrt, especializada en tiendas de decoración para Navidad, abrirá el próximo 6 de noviembre su primera tienda en España.

Käthe Wohlfahrt
Käthe Wohlfahrt

Como dice la canción, ‘Santa Claus is coming to town’… y en este caso, en concreto, a Barcelona. La compañía alemana Käthe Wohlfahrt, especializada en tiendas de decoración para Navidad, abrirá el próximo 6 de noviembre su primera tienda en España, ubicada en la capital catalana, tal y como han explicado fuentes del sector a idealista/news.

Este tipo de tiendas, muy extendido en grandes ciudades como Nueva York, París o Londres, están especializadas en piezas únicas hechas a mano por artesanos con la Navidad como eje central.  

Käthe Wohlfahrt, fundada en 1964, cuenta con una decena de tiendas repartidas por toda Alemania, además de una en Francia, dos en Bélgica, una en Reino Unido y otra en Estados Unidos. Se desconoce si la tienda que abrirán en Barcelona será temporal o estará abierta todo el año.

Otra histórica que cierra

La mala noticia es que la apertura de Käthe Wohlfahrt se cobra otra tienda histórica en Barcelona. En el número 15 de la calle Banys Nous, donde se ubicará el establecimiento de la marca, se encuentra la cesteria Hermanas García, especializada en cestos de todas las formas y medidas, sillas, biombos, arcones, balancines y un sinfín de objetos fabricados con este producto tan resistente y decorativo.

El local y su historia se remontan a 1911. Las hermanas García se iniciaron en el negocio a mediados de la década de los 60, cuando fue traspasado a su padre, hasta el momento encargado de la tienda, que era propiedad de la familia Espinosa, según un reportaje de 20 Minutos.

Pero no es la única tienda histórica que ha cerrado sus puertas en Barcelona en los últimos meses. Bulevard Rosa, Vinçon, Mosella o recientemente la tienda de moda Furest que, tras cien años ocupando el número 12 de Paseo de Gracia, ha decidido bajar la persiana y dejar paso a un nuevo operador, tal y como adelantó idealista/news.

Además de Furest, Barcelona también ha perdido en los últimos años tiendas históricas debido al fin de la renta antigua. Después de la prórroga de veinte años de la Ley de Arrendamientos Urbanos aprobada en 1994, el cierre de tiendas con solera en la capital catalana ha ido en ascenso al no poder pagar alquileres a precio de mercado. La centenaria Zapatería Güell, ubicado en el número tres de la Rambla de Cataluña, bajó la persiana el pasado julio, tal y como adelantó idealista/news.

tro de los cierres que más conmovió a los barceloneses. Colmados Quílez, que contaba con una historia de más de cien años en la esquina de esta rambla con calle Aragón, cerró parte de su local por verse expuesto a una subida de la renta del 1.300%. Si bien la mayoría del local pasó a estar ocupado por una tienda multimarca (Nino Álvarez), Colmados Quílez consiguió renegociar con la propiedad poder alquilar una parte del local comercial con una subida de la renta de ‘solo’ un 400%.

La mítica librería Catalònia, situada en la Ronda Sant Pere de Barcelona, cerró en febrero de 2014 sus puertas dejando paso a la cadena de ‘fast food’ McDonalds. El establecimiento, fundado en 1924, tuvo que cambiar su nombre por la dictadura y sufrió un grave incendio en 1979. Finalmente, y tras sobrevivir a una guerra, se vio obligada a cerrar sus puertas frente a la revalorización que iba a sufrir el alquiler que pagaba entonces. 

Otra histórica que echó el cierre en el centro de Barcelona para dejar paso a una multinacional fue el Palacio del Juguete, ubicado en el número 8 de la calle Arcs, en pleno centro histórico de la ciudad. La empresa centenaria tuvo que abandonar su local tras 78 años en esta ubicación, que está al lado de Portal de l'Àngel, la calle más cara de España para abrir un local comercial. En el establecimiento original hoy se encuentra una franquicia de la marca italiana de zapatos Geox.

Otro ejemplo es el de la librería Canuda, que también abandonó su local en el centro de la capital catalana. La librería cerró sus puertas debido al aumento del alquiler. En su lugar se instaló la cadena catalana de moda Mango. Esta librería la fundó el padre del actual propietario en 1949, Ramon Mallafré, y, dedicada a la compra de libros de segunda mano, inspiró al barcelonés Carlos Ruiz Zafón para escribir la novela La sombra del viento.

Etiquetas
Navidad