Información sobre vivienda y economía

El Distrito 22@ de Barcelona necesita nuevos proyectos de calidad para mantener la demanda, según Cushman & Wakefield

Autor: Redacción

Las empresas siguen apostando por asentarse en espacios de calidad y máxima eficiencia energética. La falta de oficinas con estas características empuja las rentas al alza lo que ha producido que la contratación de espacios en el Distrito 22@ de Barcelona se haya reducido en un 45% interanual en el primer trimestre de 2016. Según el estudio realizado por Cushman & Wakefield, la zona necesita nuevos proyectos para dar respuesta a la demanda de las compañías.

El Distrito 22@ ocupa más de 200 ha, comprende la zona del Poblenou situada entre Marina, Gran Vía, Rambla Prim y el Front Marítim y cuenta con un stock de oficinas de 802.000 m² construidos. Durante 2015 cerró 65 operaciones que sumaron 76.000 m2 alquilables, un 18,1% del total del mercado de oficinas en Barcelona.

Destacó, sobre todo, por la demanda de grandes espacios en el mercado, aquellas por encima de los 2.000 m2, donde cada vez más se buscan espacios de calidad y máxima eficiencia energética, según el estudio realizado por Cushman & Wakefield. Sus mayores preferencias se produjeron sobre espacios por encima de los 2.000 m2, donde acaparó el 22% del total de operaciones de grandes espacios como Netcentric (2.600 m²), Sellbytel (3.000 m²), Gore-Tex (3.400 m²), FundacióLeitat (4.500 m²), Computacenter (6.000 m²).

El peso de la actividad se ha resentido durante el primer trimestre de 2016, que se ha reducido en un 45%. En la oferta de calidad disponible, cuenta con 90,000 m2 distribuidos en 33 edificios, que suponen un 10,6% de tasa de disponibilidad de la zona.

Como en todo el sector terciario en el resto de Barcelona y España, las empresas buscan buenas oportunidades para cambiar de oficina, enfocados en espacios de calidad y de alta eficiencia energética. Anticiparse en la toma de decisiones de carácter inmobiliario será una de sus principales obligaciones durante este año.

Y es que según las previsiones de la consultora existe el riesgo en los próximos 18-24 meses de que el distrito no pueda acoger nuevas empresas, o incluso que las pierda en favor de otras zonas al no tener espacio para crecer.

“El 22@ necesita la puesta en marcha de nuevos proyectos para dar respuesta a la demanda de las empresas. En este momento existen más de 585.000 m² de techo para construir nuevas oficinas, de los que 135.000 m² están ubicados en suelo finalista, es decir, que podrían arrancar su construcción inmediatamente”, concreta el estudio.