Información sobre vivienda y economía

La antigua Operación Chamartín arrancará a comienzos de 2021

DCN / DCN
DCN / DCN
Autor: Redacción

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha pisado el acelerador para comenzar cuanto antes Madrid Nuevo Norte. Según las previsiones del Ejecutivo Regional la antigua Operación Chamartín podría arrancar a comienzos de 2021 con los primeros movimientos de tierras en algunas zonas de los tres millones de m2 que ocupa el desarrollo. En estos momentos, al proyecto sólo le falta el último visto bueno de la Comunidad de Madrid que se producirá antes de finalice el verano, según publica La Información.

Un trámite. Esto es lo que le falta a Madrid Nuevo Norte para ser una realidad definitiva. El pasado 20 de marzo -en pleno estado de alarma- la Comunidad de Madrid aprobó la antigua Operación Chamartín, pero con una serie de pequeñas modificaciones. Ahora, los técnicos del Gobierno Regional están adaptando esos cambios al proyecto final para evitar problemas legales o posibles reclamaciones futuras.

Una vez obtenido el visto bueno del Ejecutivo de Ayuso se producirá la firma final de los convenios entre todas las partes implicadas: Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid, Ministerio de Transportes y los propietarios de los terrenos. El siguiente paso será el diseño de las infraestructuras donde destaca la nueva estación de Chamartín.

De cumplirse todos los plazos, la antigua Operación Chamartín podría arrancar a comienzos de 2021 con los primeros movimientos de tierras. Eso sí, para que esto ocurra el Ayuntamiento de Madrid debe de haber aprobado cada uno de los cuatro tramos de Madrid Nuevo Norte: Estación de Chamartín, Centro de Negocios, Malmea-San Roque-Tres Olivos y Las Tablas Oeste.

La histórica Operación Chamartín se convertirá en el mayor desarrollo urbanístico de Europa con un ámbito de actuación de 3,29 millones de metros cuadrados. Ampliará el parque de viviendas con unas 10.500 unidades, de las que un 24% contarán con algún tipo de protección pública. Además, dará lugar a un nuevo centro de negocios, que contará con el mayor rascacielos de España, de 70 plantas, y supondrá la remodelación de la estación ferroviaria de Chamartín.