Información sobre vivienda y economía

La Operación Chamartín dejará más de 1.000 millones en las arcas de Adif

En 2021 recibirá el primer pago de 200 millones de euros

Madrid Nuevo Norte. / Madrid Nuevo Norte.
Madrid Nuevo Norte. / Madrid Nuevo Norte.
Autor: Redacción

La antigua Operación Chamartín -rebautizada como Madrid Nuevo Norte- fue aprobada hace tan sólo unos días tras más de un cuarto de siglo de espera. Adif es uno de los grandes beneficiados porque se embolsará más de 1.000 millones de euros por la venta de sus terrenos a la promotora DCN (Distrito Castellana Norte). Al proyecto todavía le queda una ardua burocracia por delante, pero Adif espera cobrar 200 millones de euros en 2021 como parte del primero de los pagos, según publica Cinco Días.

El administrativo ferroviario espera impaciente que la Operación Chamartín resuelva cuanto antes todos los trámites burocráticos para que el mayor desarrollo urbanístico de Madrid sea una realidad. El Gobierno Regional ya ha aprobado el proyecto, pero ahora la promotora ha de resolver algunos flecos antes de comenzar las obras. De hecho, no se esperan las primeras grúas hasta finales de 2020 o comienzos de 2021. Sera precisamente en ese ejercicio cuando Adif espera recibir 216 millones de euros como parte del pago aplazado de la venta de sus terrenos a DCN.

En total, Adif debe de recaudar 1.245 millones de euros gracias a esta operación urbanística. De esta cifra, 984 millones corresponden a los pagos principales repartidos en los próximos 20 años. El resto -261 millones de euros- son parte de los intereses de este aplazamiento. Para el administrativo ferroviario el 2021 será el ejercicio más importante porque sus arcas recibirán la mayor partida económica de esta transacción -216 millones de euros-.

En paralelo a esta operación, Adif ha ya planea la construcción de una nueva estación de Chamartín con 18 vías de alta velocidad y 13 de Cercanías. Para ello, la compañía ya ha lanzado el concurso para diseñar y levantar este activo.

Por este motivo, Adif mira con atención los próximos pasos burocráticos de DCN. En este sentido, la promotora debe de firmar convenios con el Consorcio Regional de Transportes de Madrid y con el Canal de Isabel II, que son dos de los afectados por un proyecto que contempla tres nuevas estaciones de Metro y cerca de 7.000 millones de euros entre costes de urbanización y obras. DCN también ha de escriturar la compraventa de los terrenos.

No menos importante será el papel de la promotora en las futuras juntas de compensación. En este sentido, se formarán tres y en dos de ellas DCN tendrá la mayoría. Sólo en Las Tablas (Fuencarral) estará en minoría. Este paso es más importante de lo que parece, porque desde estos organismos se han de promocionar los planeamientos de desarrollo de los barrios, que además deberá de contar con el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid.