Información sobre vivienda y economía

¿Es legal un registro de inquilinos morosos?

se podría crear un fichero de inquilinos morosos para incentivar el alquiler de viviendas vacías

Artículo escrito por Pedro Hernández, abogado y ex secretario de la cámara de la propiedad urbana

Como medio para incentivar el alquiler de viviendas vacías disipando el miedo de los propietarios a tropezar con un inquilino moroso y profesional del impago, proponía en un trabajo anterior la creación de un registro de inquilinos morosos, con ciertas garantías institucionales,  similar a los que utiliza la banca: asnef, equifax, rai etc

Ello provocó alguna controversia o incluso oposición entre los lectores que conviene contestar:

1) en primer lugar ya existen esos ficheros o registros de inquilinos morosos, promovidos por iniciativas privadas, de cuya eficacia o credibilidad no puedo opinar por carecer de datos

2) por otro lado, los bancos vienen utilizando desde hace tiempo ese procedimiento y por lo que se ve con éxito, ya que han proliferado

Habiendo desaparecido prácticamente las cámaras de la propiedad urbana, que hubieran sido las llamadas a proporcionar un patrocinio institucional a la propuesta, solamente se me ocurre la posibilidad de que esta responsabilidad recaiga en web o portales de solvencia y reputación como puede ser el que ahora da cobijo a estas líneas, cuyo prestigio garantice de algún modo la fiabilidad de los informes

Desde luego es innegable que la creación y mantenimiento de un fichero de esas características está sometido a una rigurosa normativa. En este caso, la ley orgánica de protección de datos personales que los define como aquellos que tratan datos de carácter personal relativos al cumplimiento o incumplimiento de obligaciones dinerarias facilitados por el acreedor o por quien actúe por su cuenta o interés

Habría que cumplir por tanto los requisitos exigidos: existencia previa de una deuda cierta, vencida, exigible y que se haya practicado un requerimiento previo de pago. Entiendo que ambos requisitos se cumplen con la sola exigencia de que exista contra el inquilino una o dos  sentencias de desahucio que hayan llegado al desalojo

Para contentar a los excesivamente garantistas cabe recordar que el tribunal supremo recientemente ha reconocido que la inclusión errónea en un fichero de morosos produce indudables daños al perjudicado, daños que han de ser indemnizados por quien, por error o negligencia los produjo