Información sobre vivienda y economía
millones de viviendas que aparecen en las estadísticas como vacías no son válidas para el alquiler

¿Cómo cuenta el ine las casas vacías?

Autor: @dmontero

El número de viviendas vacías que hay en España a día de hoy es un misterio sin resolver. A pesar de que conocer la cifra, ubicación, estado y disponibilidad sería un dato de tremendo valor para las políticas de vivienda, la realidad es que nadie sabe con exactitud cuál es el número real de casas vacías que hay en España, entendiendo por tal viviendas habitables que están desocupadas porque sus dueños quieren mantenerlas así. El único estudio amplio que existe al respecto es el que hace el instituto nacional de estadística (ine) cada 10 años pero sus cifras totales pueden confundir y quedan desfasadas con el paso de los años

Lo primero que se observa al hablar de este asunto entre los teóricos que han tratado el tema en profundidad es una queja común: la normativa estatal vigente no concreta qué es una vivienda desocupada o vacía. Si partimos de ese problema esencial, encontrar el número de viviendas vacías con exactitud supone una misión casi imposible por definición y cualquier número que se ofrezca no se acercará a la realidad

Sin embargo, no cabe duda de que El dato más popular y manejado sobre el número de viviendas vacías es el censo del ine , Al ser el más amplio y detallado. Es incluso una cifra que se utiliza como “arma arrojadiza” cuando se quiere poner de relieve el número de casas vacías que hay y que podrían pasar al mercado del alquiler. También es la cifra que se cita cuando se solicitan políticas de mayores impuestos para las viviendas vacías. En este caso, es común escucharse peticiones de un mayor impuesto sobre bienes inmuebles (ibi) para las viviendas vacías. Esta medida es popular pero pocos ayuntamientos la llevan a cabo por su dificultad de implementación, lo que ya da una idea de que no es tan fácil saber el número de viviendas vacías

¿Qué dice el ine?

En su censo de población y viviendas de 2001 (último dato publicado), el ine define el término vivienda vacía o desocupada como: “disponible para venta o alquiler, o simplemente abandonada”

Por lo tanto, de saque, ya este texto nos indica que hay acepciones dentro de la definición –abandonadas- que aleja a todas las viviendas que caen en ese grupo como viviendas potencialmente disponibles para el alquiler

Fuente: ine

Portavoces del ine consultados por idealista news a este respecto indican que para catalogar una vivienda como principal, secundaria, vacía o de otro tipo el ine hizo durante 2001 una batida universal por todo el territorio nacional consultado a todos los ciudadanos. También subrayan que para calificar una vivienda de algún tipo se debería consultar con los dueños, vecinos y en última estancia con el ayuntamiento, pero reconocen que los agentes censales eran personas con poder de interpretación sobre la circunstancia que observaban en cada vivienda

De acuerdo con la definición del ine encontramos que dentro de las viviendas vacías pueden caer desde casas de pueblo que hace años que no visita nadie a viviendas en mal estado donde generalmente no se puede vivir, pasando por casas de más de 50 años o en aldeas sin vecinos, lo que provoca que el dato global del ine de viviendas vacías no sea óptimo por definición cuando se quiera hablar de casas que podrían salir al mercado del alquiler y que requiera un tratamiento estadístico más profundo si se quiere usar para este fin

Los datos

El dato total que ofrece el ine, incluyendo todas las viviendas con los problemas anteriores y que les imposibilitan ser útiles para el mercado del alquiler y/o para la residencia habitual, se elevaba en 2001 a 3.106.422 casas vacías (sobre un total de casi 20,9 millones de viviendas)

Para que el dato del ine fuera útil para hablar de viviendas potencialmente alquilables, simplemente habría que utilizar la propia herramienta del censo del ine que permite filtrar por diferentes criterios obteniendo datos más profundos y válidos. Es decir, quedarse con una lectura superficial del dato del ine para concluir el número de viviendas que se podrían alquilar en España supone un error grave

Esto es algo que ya han hecho algunos estudiosos del tema. Por ejemplo, existe el libro “el fenómeno de las viviendas desocupadas”, un texto de más de 100 páginas publicado por el profesor de la universidad autónoma de Madrid (uam), julio vinuesa y otros colaboradores, donde se descarnan todos los datos del censo de viviendas publicados por el ine en 2001

A lo largo del libro, se puede observar cómo no todas las viviendas estarían disponibles para el alquiler por diversos motivos:

A) el 62% de las viviendas vacías están en poblaciones de menos de 50.000 habitantes

Sólo 415.053 viviendas, un 13,4% del total de casas vacías, se sitúan en zonas urbanas de más de 500.000 habitantes. Abriendo el filtro a ciudades más pequeñas se observa cómo el 62% del total de casas que el ine califica como vacías están en núcleos de población de más de 50.000 habitantes. Es decir, casi 2 de cada 3 viviendas vacías están en localidades donde de menor dinamismo del mercado del alquiler, ya que la mayoría busca núcleos grandes para vivir alquilado por cercanía al trabajo, servicios, etc

Sólo esta primera clasificación ya desacredita el mito de que hace 10 años ya había 3,1 milones de casas vacías que deberían salir al alquiler. Que haya viviendas vacías no quiere decir que el 100% sean alquilables ya que por ejemplo pueden estar en zonas con poco dinamismo del mercado del alquiler

Fuente: libro “el fenómeno de las viviendas desocupadas” a partir de datos del censo del ine de 2001

 

B) el 35% de las casas vacías tiene ahora más de medio siglo

El 35% de las casas vacías que había en 2001 tenían entonces 40 años o más, es decir, que actualmente serían inmuebles con más de medio siglo de vida. Aunque haya excepciones en las grandes ciudades la mayoría de las personas preferirán vivir en una vivienda menos vieja. Además, por probabilidad, gran parte de ellas estarán ubicadas en provincias, localidades o municipios con poca demanda de alquileres decir, se trata de otro dato a tener en cuenta que debería restarse cuando se habla de viviendas con potencial para alquiler

En este sentido, la edad media de las viviendas vacías en España era en 2001 de 38 años, superior a la media de 34 años del resto de casas. En las provincias con mayor porcentaje de viviendas vacías sobre el total, por ejemplo Soria, la edad media de las casas era de 59 años

Fuente: libro “el fenómeno de las viviendas desocupadas” a partir de datos del censo del ine de 2001

 

C) casi un 20% (18,8%) de las casas vacías estaba en estado ruinoso o deficiente

Según los datos del censo del ine recopilados por el profesor julio vinuesa y sus colaboradores, del total de casas vacías había 11,5% en estado deficiente, 4,1% en mal estado y 2,6% en estado ruinoso, algo que también reduce las viviendas disponibles para alquiler dentro del colectivo de vacías

Fuente: libro “el fenómeno de las viviendas desocupadas” a partir de datos del censo del ine de 2001

 

Consideraciones finales

Es muy difícil conocer el número exacto de viviendas vacías pero sin duda en 2001 no había 3,1 millones de este tipo de viviendas listas para alquilar. Si el objetivo es hablar sobre viviendas que pueden ser utilizadas para el alquiler de viviendas, la cifra se reduce de forma significativa (un 62% sólo si nos quedamos con zonas de más de 50.000 habitantes) lo que supondría, en 2001, en torno al millón de casas, una cifra importantísima y que por sí misma valdría para solucionar de un plumazo el problema del alquiler en España, pero alejado por completo de esos míticos tres millones

Con este dato de 2001 –cuando apenas había empezado la burbuja inmobiliaria, el boom constructor, la acumulación de pisos sin vender o el fenómenos de los embargos- Muchos temen que la cifra global del proyecto de los censos demográficos de 2011 que publicará el ine en los próximos meses se acerque a los 5, 6 o más millones de viviendas vacías . Sin embargo, como hemos explicado, hay que anticipar que ese dato -que a buen seguro correrá como la pólvora- deberá ser analizado con lupa y desgranado hasta un dato útil para no cometer de nuevo el mismo error que hace diez años: creernos que hay más casas vacías para alquilar de las que realmente hay. Y es que cuando se calculan millones arriba o millones abajo, se pueden pedir medidas y decisiones desesperadas y erróneas de gran calado económico y político

Por poner un ejemplo, hay estudios sobre 2006 –un año donde ya estaba casi en la cima la burbuja inmobiliaria –que situaban el número total de viviendas vacías potencialmente alquilables en la provincia de Madrid en sólo 234.000 unidades, cifra más modesta que la que se obtienen de una primera lectura del ine

Fuentes del organismo apuntan que los datos oficiales sobre viviendas vacías de 2011 se conocerá en el segundo trimestre de 2013 (sólo se hace una vez cada década). En su metodología ya advierten además que en esta ocasión no se hará con un estudio universal a todos los habitantes de España, sino que será una encuesta a apenas el 13% de la población y las viviendas. Con esos datos y la ayuda de otros registros, como el padrón, se extrapolarán las nuevas cifras oficiales

Pese a la reducción, el coste del censo de población y vivienda de 2011 tendrá un coste de 85 millones de euros, que se pagarán con cargo a los presupuestos generales del estado durante tres ejercicios (2011, 2012 y 2013)

 

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail