Información sobre vivienda y economía

Cuatro cosas que debes saber si quieres comprar con hipoteca un piso del ‘banco malo’

la presidenta de sareb, belén romana
Autor: Redacción

Santander, caixabank, banco sabadell, bbva, banco popular, ing y kutxabank. Ya son siete los bancos que han acordado con sareb conceder financiación a aquellos particulares que quieran comprar una vivienda en manos del ‘banco malo’, una situación algo excepcional ya que, desde hace un par de años, las entidades han dado progresivamente carpetazo a hipotecas sobre viviendas que no son de su propiedad

Estos préstamos tienen unas condiciones muy similares a los de los productos que los bancos participantes ofrecían ya en el mercado, por eso, según han explicado varios expertos a ‘el confidencial’, los aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar una de estas hipotecas son los mismo que a la hora de elegir cualquier otro préstamo para la compra de vivienda:

1.- tipo de interés inicial

Las siete entidades financieras que han alcanzado un acuerdo con sareb utilizan como referencia el Euribor, al que suman un diferencial que varía en función de la vinculación del cliente con el banco. Sin embargo, y tal y como sucede en muchas hipotecas, es posible que el interés inicial durante los primeros 12, 14 o 36 meses no se corresponda con el interés en el que se centra la publicidad

2.- menor diferencial a mayor vinculación

Las diferentes entidades suelen ofrecer un diferencial máximo o mínimo en función de la vinculación del cliente con el banco: a mayor vinculación menor diferencial, y viceversa. Eso sí, lo expertos advierten del peligro de contratar hipotecas con diferenciales muy elevados. Algunos sitúan la línea roja por encima del 2%

3.- cuidado con las comisiones

Antes de contratar una hipoteca es fundamental informarse también sobre las diferentes comisiones asociadas al producto: de estudio, apertura, amortización y cancelación anticipada, subrogación…

Los expertos recomiendan a los suscriptores de nuevas hipotecas negociar a la baja al menos dos de las comisiones que se añaden a los gastos de los préstamos hipotecarios: la comisión de novación y la de subrogación

4.- productos asociados de la entidad

Por último, el diferencial puede variar en función de la contratación de determinados productos con el banco: domiciliación de una nómina y recibos, la contratación de un plan de pensiones o un producto de inversión, la expedición y el uso mínimo de una tarjeta… no obstante, sólo uno de estos productos es de suscripción obligatoria: el seguro de daños